Inicio Financiación La Junta de Andalucía convocará ayudas al pequeño comercio por más de...

La Junta de Andalucía convocará ayudas al pequeño comercio por más de 14 millones en la segunda mitad del año

9
0

SEVILLA, 10 (EUROPA PRESS)

La viceconsejera de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Lorena García de Izarra, ha destacado este jueves que su departamento convocará, en la segunda mitad del año, ayudas por valor de 14,1 millones destinadas a “favorecer la recuperación del pequeño comercio ante la crisis sanitaria, su modernización y adaptación al entorno digital”, así como el asociacionismo comercial.

Así lo ha señalado en su intervención en las XII Jornadas del sector de la distribución CAEA 2021, organizadas por la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería (CAEA), donde también ha agradecido el “compromiso demostrado por el sector de la distribución comercial de alimentación andaluza durante la pandemia”.

También ha asegurado en un comunicado que la CAEA “constituye el mejor ejemplo de unión y coordinación durante la vigencia del estado de alarma, garantizando el abastecimiento de productos básicos a las familias andaluzas y aportando seguridad a todos, tanto a empleados como clientes”.

García de Izarra ha desgranado las diferentes medidas de apoyo ya desarrolladas por el Gobierno andaluz para atender de la forma “más eficiente” las necesidades y circunstancias del sector comercial, y más concretamente, del pequeño comercio ante las “graves consecuencias” derivadas de la Covid-19.

En ese contexto, la viceconsejera ha hecho hincapié en el paquete de incentivos convocados por valor de 132,4 millones para pymes comerciales, artesanas y de hostelería, de los que 79,2 millones tienen como finalidad “dotar de liquidez y evitar el cierre de establecimientos comerciales y artesanos”.

Además, García de Izarra ha indicado que Transformación Económica está “realizando un gran esfuerzo para tramitar y resolver de forma automatizada las casi 54.000 solicitudes recibidas”.

A esa línea de ayudas se suma otra convocatoria ya concedida de 11 millones dirigida a la modernización, transformación digital, relevo generacional y reactivación de las pymes comerciales y artesanas andaluzas ante la pandemia.

Además de estas líneas ya lanzadas, la viceconsejera también se ha referido a los nuevos programas previstos para antes de que finalice este ejercicio. Así, en el mes de julio se convocarán 2,5 millones para “impulsar el asociacionismo comercial”.

De igual modo, en ese mismo mes se publicará la línea de tres millones para que los ayuntamientos promuevan la modernización del comercio minorista. También está previsto para el segundo semestre el programa de 3,6 millones de ayudas en especie dirigido a fomentar el uso de herramientas digitales en las pymes comerciales andaluzas.

Por último, en diciembre se volverá a convocar una nueva edición de las ayudas diseñadas para la transformación digital, modernización y relevo generacional de las pymes comerciales y artesanas por importe de cinco millones.

Al margen de estos programas de subvenciones, la Consejería deTransformación Económica ha impulsado otras acciones de promoción y apoyo al comercio andaluz como las ‘Mesas de Trabajo por el Comercio Seguro y por el Comercio Rural’, la nueva aplicación digital ‘Andalucía Comercio y Artesanía'(‘ACÁ’), la creación del distintivo ‘Andalucía Segura’ o la plataforma de simplificación de trámites.

RETO DE LA DIGITALIZACIÓN

La viceconsejera también ha centrado parte de su intervención en uno de los principales retos que, a su juicio, ha de “afrontar este sector estratégico” de la economía andaluza, como es la transformación digital.

García de Izarra ha manifestado que las innovaciones tecnológicas “están propiciando cambios muy profundos en este segmento productivo, tanto desde el lado de la demanda como de la oferta, lo que está propiciando consumidores más autónomos, más informados y con más experiencia”.

También se ha referido a la proliferación de nuevos formatos y a la modificación de los hábitos de compra como otra de las consecuencias de la digitalización.

Para esa transformación ha calificado como “esencial” el apoyo de las administraciones, “muy conscientes de la responsabilidad que conllevan esos cambios de la nueva era digital”. “Es clave que el sector afronte el futuro sin perder su esencia, sin dejar pasar oportunidades pero también sin olvidar sus raíces”, ha concluido.