Inicio Empleo La contratación indefinida roza el 50% en la Comunitat Valenciana tras la...

La contratación indefinida roza el 50% en la Comunitat Valenciana tras la entrada en vigor de la reforma laboral

Logo Siendo Pyme Web

VALÈNCIA, 8 (EUROPA PRESS)

La contratación indefinida ha aumentado en la Comunitat Valenciana tras la entrada en vigor de la reforma laboral hasta alcanzar en los primeros meses del año el 49,82% de los contratos registrados, la cifra más alta hasta el momento, aunque después del primer semestre se observa “cierto estancamiento”. En el mes de junio, en el 47,96% de los contratos han sido indefinidos y el 52%, temporales. Seis meses antes, antes de la reforma, el 11,5% eran indefinidos y el 88,5%, temporales.

Así lo recoge el primer Informe de Seguimiento de la Contratación Semestral tras la Reforma Laboral, elaborado por las secretarias de Acción Sindical y de Formación, Empleo e Igualdad de UGT-PV, que refleja que la reforma laboral de 2021 ha generado un “incremento único” de la contratación indefinida y una “gran” reducción de la temporal.

La organización el nuevo marco normativo fortalece la utilización del contrato fijo discontinuo con la consiguiente caída en la contratación temporal generada por la desaparición del contrato de obra o servicio determinado y la restricción del contrato eventual por circunstancias de la producción.

El informe constata, además, cómo la reforma “restringe las causas de temporalidad al contrato eventual por circunstancias de la producción”, además de establecer “la desaparición del contrato de obra o servicio determinado, estando solo en vigor aquellos que se hubiesen firmado antes del 30 de marzo de 2022”.

UGT-PV destaca que desde el comienzo del año “se ha notado la repercusión de la reforma sobre la contratación indefinida y, por lo tanto, también sobre la temporal”. Así, en junio del 2022, último dato recogido, el 48% de los contratos registrados fueron indefinidos, y el 52% fueron temporales.

CONTRATACIÓN INDEFINIDA

En los primeros meses de 2022, la contratación indefinida se ha disparado hasta alcanzar el 49,82%, la cifra más alta alcanzada hasta el momento. En mayo y junio, los porcentajes han sido del 48,41% y 47,96%, respectivamente, lo que ha supuesto una reducción del porcentaje, aunque el número de contratos indefinidos ha seguido creciendo.

En febrero de 2022 la cifra de contratos indefinidos duplicaba la registrada en el mismo mes del año 2019 (prepandemia) y en junio del 2022 se había quintuplicado la cifra alcanzada en junio del 2019. En cuanto a la evolución de la contratación inicial o convertida en indefinida, ha descendido a lo largo del semestre el porcentaje de contratación convertida en indefinida, algo “lógico al reducirse la casuística y duración de contratos temporales”, según UGT. En diciembre de 2021 la contratación convertida en indefinida representaba el 52%, y en junio de 2022 representa el 19%.

En la cifra total de contratos indefinidos se incluyen tanto los que son a jornada completa, parcial y los fijos discontinuos. Respecto a la evolución de la contratación indefinida según jornada desde la entrada en vigor de la reforma, desde la entrada en vigor de la reforma se tiende a una reducción porcentual del número de contratos indefinidos a jornada completa, los parciales, salvo el incremento del principio se han estabilizado –en el mes de junio representaban el 23%– y son los fijos discontinuos los que muestran una evolución creciente, en diciembre 2021 representaban el 17,20% del total de contratos indefinidos y en el mes de junio 2022 representan el 38%, cifra similar a la que representan los contratos a tiempo completo.

No obstante, y a pesar de que pierde peso la jornada completa dentro del grupo de contratos indefinidos, el número de contratos indefinidos tras la entrada en vigor de la reforma es “muy superior”, circunstancia que ha disparado el número de contratos indefinidos a tiempo completo. En diciembre del 2021, de los 16.851 contratos indefinidos, a tiempo completo fueron 9.593. En junio del 2022, de los 86.882 contratos indefinidos, a tiempo completo fueron 33.866. Es decir, el número de contratos indefinidos a tiempo completo “casi se ha cuadruplicado”.

BRECHA DE GÉNERO

Respecto a la evolución según el sexo, el informe de UGT apunta que las brechas de género en contratación, “de momento, siguen siendo persistentes”, por lo que, concluye, tanto las políticas de género como la reforma laboral “no han conseguido hacer mella en las dinámicas del sistema en contratación”.

Además, los datos muestran que las mujeres no solo ocupan menor número de contratos indefinidos, y ocupan empleos con mayores tasas de parcialidad. Así, en el año 2022, las mujeres ocupan entre el 42 y 45% del empleo indefinido, en comparación con las cifras del 2019, ha mejorado algo el porcentaje, aunque el crecimiento “no llega a consolidarse”.

En términos generales, la contratación temporal en la Comunitat Valenciana ha disminuido en 52.318 contratos, un 35,62%, entre diciembre de 2021 y junio de 2022. En términos interanuales, en comparación junio de 2022 con junio de 2021, el descenso es más acentuado, del 41,23%.

Tras la reforma laboral, el contrato de obra o servicio, al mes de junio de 2022, muestra un valor residual de 160 contratos, frente a los 49.675 registrados, en el mes de diciembre de 2021. También se registra un descenso, en el contrato eventual por circunstancias de la producción que pasa de 86.087 contratos, en diciembre de 2021 a 79.974 en el mes de junio de 2022, un descenso del 7,10%.

CONCLUSIONES

Por todo ello, el informe concluye que se constata el crecimiento de la contratación indefinida, aunque tras el primer semestre se observe “cierto estancamiento”, y que la reforma “potencia el contrato indefinido inicial sobre la conversión de contratos”, dado que en tan solo seis meses el porcentaje de contratos convertidos en indefinidos “se reduce a menos de la mitad”.

También se observa el crecimiento exponencial del contrato fijo discontinuo, que llega a alcanzar a la contratación a jornada completa. Por el contrario, la reforma “no hace mella” en las brechas de género: tras el primer semestre de la reforma, las mujeres ocupan un tercio de los contratos indefinidos a tiempo completo mientras que los hombres ocupan los dos tercios.

En cambio, se invierten las cifras cuando se habla de contratación parcial. Tras seis meses de la entrada en vigor de la reforma, se impone el contrato fijo discontinuo, sobre todo para las mujeres, que es el contrato más utilizado por encima del de jornada completa y parcial. Para los hombres el contrato mayoritario sigue siendo el contrato indefinido a jornada completa.

Por ello, UGT cree necesario recoger “con mayor exhaustividad y detalle” datos del contrato fijo discontinuo, puesto que la reforma ha introducido cambios en cuanto a la duración y jornada que hace necesario “mayor detalle y seguimiento”.

Paralelamente, en todos los sectores crece la contratación indefinida, y destaca el crecimiento en el sector servicios y construcción, mientras que agricultura es la que menor crecimiento registra consecuencia del momento coyuntural.

Por último, el informe concluye que la evolución del contrato fijo discontinuo, sobre todo en la Comunitat Valenciana, va a depender “en gran medida de la coyuntura del momento”.


- Te recomendamos -