Inicio pymes y autónomos ATA teme que el impuesto a bancos sea “una bomba de relojería”...

ATA teme que el impuesto a bancos sea “una bomba de relojería” al sumarse con la inflación y subida de costes

SEVILLA, 5 (EUROPA PRESS)

El colectivo de autónomos teme que los nuevos gravámenes sobre entidades financieras y empresas energéticas termine siendo “una bomba de relojería” al sumarse con la inflación tan alta y la subida de costes que se está registrando.

Así lo ha advertido el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) y vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (Ceoe), Lorenzo Amor, en una entrevista a Europa Press.

“Puede encarecer el crédito, causando daños en el empleo. Si al incremento de costes de producción, de los costes laborales y la inflación, le añadimos un incremento de los costes de financiación, eso es una bomba de relojería”, ha insistido.

A esto ha añadido que este impuesto va a “restringir el crédito”, algo que ha cifrado en 50.000 millones, lo que “no es ninguna broma”. “Estamos muy preocupado con esto”, ha afirmado para incluso dudar sobre si “jurídicamente se puede llevar a cabo”.

Asimismo, se ha parado a reflexionar sobre esta cuestión y ha reprochado que “nos lo vendieran” como “un beneficio caído del cielo”, cuando, a su juicio, “no es así”. “Las entidades financieras ya están pagando impuestos” y este, uno más, “va a gravar las ventas”, ha sostenido.

Al hilo de esta cuestión, incluso ha apuntado que “en España no se rescató a la banca ni al sistema financiero, sino a las cajas de ahorros”, donde “estaban los políticos”

INFLACIÓN

Cuestionado sobre la situación que provoca la alta inflación, el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha avisado de que “tener, en muchos casos y durante muchos meses, los gastos por encima de las ventas” hace que sea “muy difícil” mantener el empleo y la propia actividad.

Ha recordado que la inflación lleva “meses disparada” y ha observado que de agosto a diciembre de 2021 se incrementaron los precios más que entre enero a julio de este año, aunque “ahora todos queremos culpar a la guerra en Ucrania”, que, “por supuesto, ha tenido un gran impacto en el deterioro de la situación”.

Pero lo negativo, según ha destacado, es que el Gobierno “no le ha puesto freno a esta situación” porque “ya advertimos de niveles muy disparados en la luz el año pasado”.


- Te recomendamos -