Inicio pymes y autónomos Uatae celebra los más de 55.000 nuevos autónomos y afirma que el...

Uatae celebra los más de 55.000 nuevos autónomos y afirma que el estado social “ha evitado el golpe”

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) ha celebrado que en 2021 se hayan afiliado 55.990 nuevos trabajadores al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), con lo que a día de hoy ya hay 3.328.398 trabajadores autónomos en España, lo que es una muestra de que el estado social, mediante la política de mantenimiento de rentas, ha conseguido “mostrarse como un mecanismo eficaz y evitar una sangría de trabajadores”.

Para la secretaria general de Uatae, María José Landaburu, el reto para este recién estrenado 2022 ha de ser que la recuperación económica, que está siendo más cuesta arriba de lo esperado, vaya de la mano del avance de derechos de los autónomos.

Landaburu ha recordado que 102.548 trabajadores seguían en ERTE en diciembre, un mes en el que además se abonaron 87 millones de euros en prestaciones a más de 108.000 autónomos.

“Sin duda este escudo social ha amortiguado el golpe y ha dinamizado la economía en el peor momento”, ha resaltado, al tiempo que ha señalado su escepticismo en la valoración porque “existe una enorme incertidumbre en el desarrollo de la actividad diaria de muchos autónomos y autónomas, ante la evolución de la pandemia, la subida de la luz o la morosidad de grandes empresas con sus pequeños proveedores”.

En este sentido, Uatae reclama “pasar de pantalla y aterrizar, con el año nuevo en una agenda de avances para el colectivo”. “Muchas de las nuevas altas en el RETA se producen desde la más absoluta precariedad, como una alternativa refugio para mucha gente expulsada del mercado de trabajo”, ha denunciado Landaburu, lo que obliga “más aún” a extender derechos y mejorar las condiciones en que se produce el trabajo autónomo.

Por otra parte, Uatae ha planteado como prioridades para el año recién estrenado lograr que los fondos europeos lleguen a la base del tejido productivo, una fiscalidad justa entre grandes y pequeñas empresas, avanzar en la digitalización de la actividad, establecer un régimen sancionador de la morosidad o conseguir una representatividad plenamente democrática bajo la consigna ‘un autónomo, un voto’.