Inicio pymes y autónomos UPTA prefiere «medidas sanitarias más duras» y ayudas directas de 600 millones...

UPTA prefiere «medidas sanitarias más duras» y ayudas directas de 600 millones para autónomos y micropymes

25
0

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), César García Arnal, ha trasladado este miércoles que serían preferibles medidas sanitarias «más duras» y ayudas directas de 600 millones de euros para trabajadores autónomos y pequeñas empresas.

Así lo ha trasladado este representante de la UPTA durante su comparecencia en la Comisión de Economía de la Asamblea de Madrid, para exponer su visión sobre la situación de los profesionales y trabajadores autónomos en el contexto de la actual crisis económica y social.

El secretario general de UPTA ha indicado que las medidas más eficaces para solventar esta situación son las «ayudas directas» para que los autónomos y las micropymes puedan mantenerse. «En Madrid tenemos 406.000 autónomos y hemos invertido 64 millones de euros en ayudas directas según mis cálculos. ¿Qué pasa? ¿Que no hay voluntad política en Madrid para ayudar a los autónomos y micropymes? No me lo creo», ha sostenido.

A su juicio, la Comunidad de Madrid vive en un «sueño» de querer mantener el equilibrio entre «sanidad y economía» pero considera que es algo «muy difícil».

«Personalmente, hubiera preferido medidas sanitarias más duras y haber multiplicado los presupuestos de ayudas, al menos, por diez, un total de 600 millones de euros destinados a ayudas directas a autónomos y micropymes. Ayudas directas, no subvenciones», ha lanzado.

Así, espera que la Comunidad no termine siendo «la más potente económicamente y con el número de fallecidos más alto por la pandemia». Por ello, insiste en ese endurecimiento de las medidas sanitarias y «completar con ayudas directas la prestación por cese de actividad del Estado».

Este representante de UPTA ha reconocido que «Madrid es tierra de emprendedores», pero ha lamentado que en estos momentos haya 255.000 autónomos que están acogidos a una prestación por cese de actividad, cuya actividad «está pendiente de un hilo».

«El Gobierno regional tiene que tomar el testigo. Los aplazamientos fiscales no sirven si luego hay que volver a pagar, ni tampoco sirve eximir de impuestos ni bajar el IVA. Los créditos nos endeudan más y eso repercute en nuestra actividad económica», ha zanjado.