Inicio pymes y autónomos ATA exige reducir las retenciones de los autónomos hasta el 10% para...

ATA exige reducir las retenciones de los autónomos hasta el 10% para 2023 y 2024

Logo Siendo Pyme Web

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)

La Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) exigió este miércoles reducir las retenciones de los autónomos hasta el 10% para los ejercicios 2023 y 2024 con el fin de “dejar de ser financiera del Estado” y dar un “alivio inmediato” a estos trabajadores.

En un comunicado, ATA solicitó la aplicación transitoria de una reducción de las retenciones e ingresos a cuenta sobre los rendimientos derivados de actividades económica y de los pagos fraccionados que deben practicar los contribuyentes que ejerzan actividades económicas. Con ello, se daría “un alivio inmediato” a los autónomos que les facilitará mayor liquidez.

En concreto, la petición es que bajen hasta el 10% en el caso de los rendimientos de actividades profesionales establecidos en vía reglamentaria, durante los ejercicios 2023 y 2024, y no del 15% como está actualmente.

La organización pide que esta propuesta se incluya como enmienda a los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Además, ATA ha solicitado la reducción sobre los porcentajes de los pagos fraccionados que deben practicar los contribuyentes que ejerzan actividades económicas hasta el 15% cuando se trate de actividades que determinen el rendimiento neto por el método de estimación directa, en cualquiera de sus modalidades, durante los ejercicios 2023 y 2024, y no del 20% como está actualmente.

ATA puso el ejemplo de que un autónomo que factura 2.000 euros tiene una retención, sin descontar gastos, de un 15% (300 euros). En la declaración de la Renta se actualiza teniendo en cuenta ingresos y gastos. Dado que, con incremento de gastos por la inflación, a muchos autónomos les saldrá su Renta a devolver.

Con la reducción propuesta, este autónomo tendría un ahorro de 1.200 euros al mes al adelantar un 10% de retención en lugar de un 15%.

El Gobierno ha aumentado la reducción por rendimientos del trabajo de 18.000 a 21.000 euros y ha elevado el salario bruto anual por cuenta ajena a partir del cual se empieza a pagar el IRPF, desde los 14.000 euros anuales vigentes en la actualidad hasta los 15.000 euros anuales. “Esto crearía un agravio comparativo importante, dado que el aumento de la reducción y la disminución de la retención solo se ha previsto para trabajadores por cuenta ajena, olvidando a los autónomos, y quedándose a medio camino del objetivo de justicia social”, criticó ATA.

“Una mayoría de trabajadores por cuenta propia tienen ingresos inferiores a la media de los trabajadores por cuenta ajena, por lo que es obligatorio que el Estado también articule medidas que doten de liquidez y mayor solvencia a aquellos”, reclamó la organización de autónomos, que incidió en que no se propone modificar el impuesto de la Renta, sino “un sencillo y asequible mecanismo coyuntural” de reducción de los pagos a cuenta y las retenciones.


- Te recomendamos -