Inicio Empleo La nueva tabla de cotizaciones se presenta como la principal duda de...

La nueva tabla de cotizaciones se presenta como la principal duda de los autónomos en el próximo sistema

Logo Siendo Pyme Web

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La nueva tabla de tramos de cotización se presenta como la principal duda de los autónomos en el próximo sistema de cotización por ingresos reales para los trabajadores por cuenta propia, que comenzará a aplicarse a partir del 1 de enero de 2023, según comentan a Europa Press las principales asociaciones de autónomos.

Tras meses de negociación, el Gobierno y los agentes sociales acordaron a finales de julio el nuevo sistema de cotización por ingresos reales, aprobado en el Consejo de Ministros del 26 de julio y a la espera de su paso por el Congreso este jueves. El nuevo régimen establece una tabla de 15 tramos, con cuotas que irán desde los 230 euros hasta los 500 euros y variarán hasta 2025, en función de los rendimientos netos de los trabajadores por cuenta propia.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), y la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) ya han comenzado a recibir consultas sobre el funcionamiento del nuevo sistema y prevén que con el inicio del nuevo curso y el acercamiento de la fecha de entrada en vigor vayan en aumento.

Uatae informa a Europa Press de que el mayor número de consultas recibidas hasta la fecha “iban destinadas a conocer mejor los tramos de la tabla. “Una vez facilitada la información, no han incidido más”, apuntan desde la organización que lidera María José Landaburu.

Y aunque sostiene que por el momento no han recibido un número reseñable de dudas, no descarta que pasado el periodo estival surjan nuevos interrogantes entre los autónomos.

Desde la aprobación del decreto en el Consejo de Ministros, ATA ha observado un aumento de las consultas por parte de los autónomos, también relativas a los nuevos tramos y al cálculo de los ingresos reales en los que se basa el nuevo sistema de cotización. A los autónomos les preocupa saber qué ocurrirá si no calculan bien sus ingresos reales y cómo hacerlo constar, según comentan fuentes consultadas por Europa Press.

Por su parte, UPTA prevé “una auténtica avalancha” cuando pase el verano y reclama al Gobierno que ponga en marcha una campaña de información.

“Con 3,3 millones de trabajadores autónomos, dispersos desde punto de vista geográfico, la información es muy importante”, señala el presidente de UPTA, Eduardo Abad, a Europa Press.

En su opinión, el nuevo sistema de cotización por ingresos reales exige una explicación “muy pedagógica” y “muy didáctica” para que los autónomos puedan entender los cambios y adaptarse a ellos.

UPTA estima que la mayoría de las dudas se concentrarán en los tramos de cotización y en la posibilidad de cambiar de tramo cada dos meses. Por eso, insiste en la necesidad de que las autoridades expliquen con más detalle el cambio de modelo de cotización cada dos meses, la regularización al final del año fiscal y los ceses de actividad.

El nuevo sistema de cotización de autónomos por ingresos reales entrará en vigor el 1 de enero de 2023 y contará con un periodo de transición de nueve años, hasta 2032. Hasta entonces, se ha establecido una fase que se extenderá desde 2023 hasta 2025, con 15 tramos de cuotas que irán desde los 230 euros hasta los 500 euros y variarán hasta 2025, en función de los rendimientos netos de los trabajadores por cuenta propia.

Los autónomos tendrán la posibilidad de cambiar de tramo cada dos meses, con un total de seis cambios al año, para adaptar su cotización a las previsiones de ingresos en cada época del año y de su actividad profesional.

En 2023, la cuota para un autónomo con rendimientos netos (ingresos menos gastos) iguales o inferiores al Salario Mínimo Interprofesional será de 230 euros. En 2024, se reducirá a 225 y en 2025, pagará 200 euros.

Para aquellos con rendimientos netos superiores 1.300 euros e inferiores o iguales a 1.500 euros, y por encima de 1.500 euros e inferiores o iguales a 1.700 euros, la cuota se mantendrá en 294 euros durante los tres años. Mientras que en los tramos de rendimientos más bajos la cuota también decrece entre 2023 y 2025, a partir de los rendimientos netos superiores a 1.700 euros la cuota se va incrementando a lo largo de esos tres años.

Así, un autónomo que presente rendimientos netos por encima de los 3.620 euros y hasta 4.050 euros, o igual a ese monto, (tramo 13) pagará 100 euros más de cuota entre 2023 y 2025. En 2023, comenzará a pagar 390 euros, subirá a 400 euros en 2024 y a 490 en 2025.

En el último tramo, el decimoquinto, se encuentran todos los autónomos con rendimientos netos superiores a los 6.000 euros. Su cuota para 2023 será de 500 euros, se elevará a 530 euros al año siguiente y llegará a 590 euros en 2025.

Las disposiciones adicionales del real decreto-ley que se apruebe el martes especifican que, pasados esos tres años, los interlocutores tendrán que pactar los tramos para los próximos años, hasta 2032.

El nuevo sistema también atiende a otra de las peticiones de los autónomos, la deducción de gastos de difícil justificación, entre los que la Seguridad Social pone como ejemplo los ordenadores, el alquiler de locales o la compra de suministro. Esta deducción será del 7% para los autónomos y del 3% para los autónomos societarios.


- Te recomendamos -