Inicio Empleo Educación propone que el equipo docente decida si el alumnado de ESO...

Educación propone que el equipo docente decida si el alumnado de ESO con más de dos suspensos promociona de curso

Logo Siendo Pyme Web

STEPV pide tener en cuenta el impacto psicológico de la pandemia y CSIF se opone al nuevo criterio de evaluación

VALÈNCIA, 31 (EUROPA PRESS)

La Conselleria de Educación propone que la promoción de curso de alumnos de ESO con más de dos materias suspendidas sea decisión del equipo docente, que se pronunciará teniendo en cuenta la consecución de los objetivos, el grado de adquisición de las competencias y la valoración de las medidas que favorezcan el progreso del estudiante.

Así figura en el borrador de las instrucciones relativas a la evaluación final y la promoción en Educación Primaria, Secundaria Obligatoria, Bachillerato, enseñanzas de la Educación de las Personas Adultas y Formación Profesional para el curso 2021-2022 que se han presentado en la Mesa Sectorial de este jueves.

En el caso de la promoción en la ESO, el documento señala que se debe producir “cuando el equipo docente considere que la naturaleza de las materias no superadas le permite seguir con éxito el curso siguiente y se estime que tiene expectativas favorables de recuperación y que esta promoción beneficiará su evolución académica”. En todo caso, añade, promocionará quien haya superado las materias o ámbitos cursados o tenga evaluación negativa en una o dos materias.

Cuando un alumno o una alumna tenga más de dos materias no superadas, las decisiones sobre su promoción de un curso a otro serán adoptadas, “de manera colegiada, por el equipo docente, teniendo en cuenta la consecución de los objetivos, el grado de adquisición de las competencias establecidas y la valoración de las medidas que favorezcan el progreso del alumno o la alumna”. Estas decisiones se adoptarán por mayoría simple y en caso de empate se considerará el voto de calidad del tutor o tutora del curso.

Quien pase de curso sin haber superado todas las materias o ámbitos seguirá los planes de refuerzo que establezca el equipo docente. El borrador agrega que la repetición de curso “se considerará una medida de carácter excepcional que solo hay que adoptar después de haber agotado las medidas ordinarias de refuerzo y apoyo para solucionar las dificultades de aprendizaje del alumno o la alumna”. El número máximo de repeticiones entre la etapa de Educación Primaria y la etapa de Educación Secundaria Obligatoria es de dos.

Para conseguir el título de graduado en la ESO, los profesores también se pronunciarán y la decisión se tomará por mayoría simple con el voto de calidad del tutor.

BACHILLERATO

En lo que se refiere a la etapa de Bachillerato, es necesario para obtener el título la evaluación positiva en todas las materias de los dos cursos consignada en las calificaciones emitidas por el equipo docente evaluador de cada grupo de alumnado durante la sesión de evaluación final, ordinaria o extraordinaria, de segundo curso de Bachillerato.

Excepcionalmente, el equipo docente podrá decidir la obtención del título de Bachiller por un alumno que haya superado la totalidad de las materias excepto una, siempre que se cumplan además todas las condiciones siguientes: que el equipo docente considere que ha conseguido los objetivos y competencias, que no se haya producido una inasistencia continuada y no justificada, que el alumno se haya presentado a las pruebas y realizado las actividades necesarias para su evaluación y que la media aritmética de las calificaciones obtenidas en todas las materias de la etapa sea igual o superior a cinco.

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha mostrado su “dudas” sobre la aplicación de los nuevos criterios de evaluación, que “conllevan una promoción automática, ya que no reconocen el esfuerzo como un valor pedagógico y minusvaloran la importancia de los contenidos, que son necesarios para que el alumnado pueda adquirir competencias”. Creen desde la entidad que el proyecto “menoscaba el valor de la titulación de los centros públicos y vulnera la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación superior”.

CSIF rechaza igualmente los nuevos criterios curriculares, como la eliminación de las calificaciones numéricas o la supresión de los exámenes de recuperación. “Con este desarrollo curricular se carga de más burocracia al profesorado, con el que no se ha contado para estos cambios”, recalca.

“CONTRASENTIDO”

La central sindical resalta, además, que “los refuerzos y programas no contemplan ampliación de personal para llevarlos a cabo”, algo que califica de “contrasentido”.

En esta línea, CSIF rechaza que la propuesta de la Conselleria “carga con más informes y trámites a docentes y tutores, sin permitirles una mayor dedicación horaria a este trabajo”, por lo que insta a la administración a rectificar.

De su lado, el Sindicat de Treballadores i Trealladors de l’Ensenyament del País Valencià (STEPV) recuerda que todavía no se han desarrollado los currículos adaptados a la nueva ley nacional de educación, la LOMLOE, aunque ya se han publicado algunos reales decretos “de mínimos”, y por tanto, la normativa es específica para este curso. Sí reconoce que se incluyen algunas de las novedades de la LOMLOE, como que no habrá sesiones de evaluación extraordinarias.

STEPV ha pedido así en Mesa Sectorial que Educación continúe teniendo en cuenta en la normativa la situación de pandemia que “ha afectado psicológicamente de forma negativa al alumnado”, ya que “no aparece ninguna referencia a esta situación”. También ha aprovechado para reivindicar la reducción de las ratios, la dotación de más profesorado y que los ámbitos en primero de la ESO sigan siendo voluntarios.


- Te recomendamos -