Inicio Empleo Bravo propone reducir las pruebas de memoria en las oposiciones y añadir...

Bravo propone reducir las pruebas de memoria en las oposiciones y añadir una fase práctica, eliminatoria y remunerada

El 40% de la plantilla de la administración de la Generalitat se jubilará de aquí a 2030, un total de 7.400 empleados

VALÈNCIA, 20 (EUROPA PRESS)

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha presentado este jueves el informe del Grupo de Estudio para la Innovación de los procesos de Selección de Personal de la Generalitat en el que, entre otras medidas, se propone la reducción de los temarios de las oposiciones, la celebración de un solo examen que mida los conocimientos memorísticos de los opositores y la incorporación de una fase práctica, eliminatoria y remunerada de los aspirantes.

El informe ha sido elaborado por un equipo dirigido por el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad de Alcalá de Henares, Miguel Sánchez Morón, que ha puesto de manifiesto que dos de cada tres puestos de trabajo de la Administración valenciana no exigen titulación superior y que la mitad de sus empleados tiene más de 54 años, mientras que solo el cinco por ciento tiene menos de 30.

El estudio también indica que de aquí a 2030 se van a jubilar 7.400 de los 19.000 empleados y empleadas de la Generalitat, es decir, aproximadamente el 40% de la plantilla. Además, de los 6.500 funcionarios del grupo A, durante este periodo de ocho años se van a retirar 2.383.

El documento, según Bravo, propicia que la Comunitat Valenciana “será pionera en modernizar sus procesos de selección de personal y servirá de ejemplo a otras administraciones”. Según ha detallado la consellera, “con la configuración actual de los procesos de selección, no iba a ser fácil renovar las plantillas públicas” ya que, como revela el informe, “las oposiciones se dilatan demasiado en el tiempo, lo cual vulnera el principio de igualdad de oportunidades en el acceso al empleo público”.

De acuerdo con la propuesta, la primera fase del sistema consiste en una prueba teórica en la que se evalúan los conocimientos y las capacidades analíticas de los candidatos, habitualmente a través de un examen tipo test, pero en el que las preguntas se circunscribirán a las competencias que requiere el puesto, por lo que, si bien nollevan aparejadas un temario muy extenso, “sí que exigen demostrar capacidades de reflexión, de inteligencia lógica y de resolución de problemas”.

La superación de esta primera etapa dará acceso a una fase de desempeño práctico dentro de la organización de la administración, en la que a los candidatos se les asignará un tutor que les prestará apoyo, al tiempo que evaluará su desempeño en diferentes departamentos.

Al terminar esta segunda fase, que llevará aparejada una retribución para los candidatos, se realizará un nuevo cribado, de forma que accederán definitivamente al cuerpo funcionarial “quienes hayan demostrado mejores capacidades para el desarrollo de las labores propias del puesto a ocupar”.

Quienes no superen la segunda fase tendrán prioridad en las bolsas de empleo vinculadas al proceso selectivo. Asimismo, la superación de la primera etapa se les podrá reconocer como mérito en posteriores procesos.

50 MEDIDAS

El informe, además de radiografiar el estado de la administración autonómica, propone hasta 50 medidas para la reforma de sus procesos selectivos. Entre ellas, la consellera ha destacado, además de la reducción de los temarios y la incorporación de la fase práctica, “la limitación de los plazos para agilizar los trámites a través de la ‘Regla de los Diez Días’, es decir, 10 días para la presentación de solicitudes, 10 para la publicación de la lista provisional, 10 para la subsanación y 10 para la publicación de la lista definitiva de candidatos admitidos”.

Por otra parte, se propone exigir que los y las aspirantes a formar parte de las plantillas públicas acrediten el nivel adecuado de competencias digitales a sus respectivos puestos y la creación de un espacio web (llamado GVASelecció) donde se pueda consultar toda la información relativa a los procesos selectivos de la Generalitat valenciana.

GVASelecció dispondrá, además, de un motor de búsqueda que permitirá al candidato introducir una serie de criterios (nivel de formación, carrera profesional, competencias lingüísticas, etc.) y, de acuerdo con ellos, la plataforma le mostrará aquellos procesos para los que cumple los requisitos y en los que puede participar.

La consellera también ha explicado que el nuevo modelo incluirá la tramitación telemática de la presentación de solicitudes para evitar desplazamientos innecesarios y la creación de una Comisión Permanente de Selección, compuesta por personal experto en reclutamiento de capital humano y que se encargará de la ejecución de las convocatorias, la elaboración de los temarios y la supervisión de los cursos selectivos.

ESTUDIO DE FUTURAS DEMANDAS

Otra de las medidas es realizar un estudio para conocer las futuras demandas de la administración, en el que se evaluará el número de empleados y perfiles profesionales, que será la base para el diseño de las próximas convocatorias, que supondrán una renovación orgánica “sin precedentes en la historia de la administración valenciana”. El estudio indagará en los perfiles sociodemográficos de los candidatos que participan en los procesos selectivos para detectar y corregir posibles sesgos sociales y económicos.

Asimismo, contempla habilitar la posibilidad de realizar varias pruebas sucesivas en el mismo día ya que, en la actualidad, los tiempos se dilatan, en parte, por el periodo que transcurre entre exámenes. Esta circunstancia se anunciará en la convocatoria. Para aquellos casos en los que esta medida no sea aplicable -por ejemplo, cuando las pruebas son demasiado largas para que se realicen el mismo día-, se fijará un plazo máximo entre prueba y prueba.

CAMPAÑAS INFORMATIVAS

Gabriela Bravo ha defendido la necesidad de realizar campañas informativas entre los jóvenes para que sepan cómo pueden acceder al empleo público, qué carrera profesional se puede desarrollar y las ayudas que ofrece la Generalitat para aquellos que quieran preparar oposiciones.

Este informe “será el punto de partida para que la Administración valenciana cuente con una plantilla que responda a los estándares de excelencia que redundaran en una mejor calidad de los servicios públicos valencianos”, ha concluido Bravo.

El informe ha detectado que el actual sistema de selección de personal de la administración valenciana adolece como que evalúa principalmente las capacidades memorísticas, lo que incentiva laselección de candidatos con competencias muy distintas a las que necesitan para el desempeño de sus labores; los procesos se dilatan demasiado en el tiempo y que se focaliza “demasiado” en la selección de perfiles de media y baja cualificación.

El informe resalta la necesidad de “rediseñar” la organización delfuncionariado, de forma que la selección de perfiles altamente cualificados sea “una prioridad” y la necesidad de incorporar talento joven, íntegro y competente en materias digitales.

Según la Conselleria de Justicia, la estrategia de reforma “cuenta con un marco normativo propicio para llevarse a cabo”, pues hace poco más de medio año se aprobó la nueva Ley de Función Pública Valenciana, que ofrece aval legal a las medidas que se van a implementar.


- Te recomendamos -