Inicio pymes y autónomos Asefarma critica que las “novedades fiscales” de 2021 han afectado “de forma...

Asefarma critica que las “novedades fiscales” de 2021 han afectado “de forma negativa” a las oficinas de farmacia

Logo Siendo Pyme Web

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Asefarma, asesoría dedicada al sector de las oficinas de farmacia, ha destacado que en 2021 ha habido “diversas novedades fiscales” que han afectado “en su gran mayoría de forma negativa” a la fiscalidad de las oficinas de farmacia.

A modo de balance, el director general y responsable del departamento Fiscal de Asefarma, Alejandro Briales, enumera aquellas que, a nivel general, han sido “las más significativas para el farmacéutico”, teniendo que ver estas con los planes de pensiones, y los planes de previsión social empresarial

Concretamente, en este ejercicio se han reducido las aportaciones a los planes de pensiones, ya que hasta ahora el límite “era o bien el 30 por ciento de las rentas del trabajo o actividades económicas, o bien 8.000 euros”, explica. No obstante, añade, “en 2021, las aportaciones personales a planes de pensiones no pueden superar los 2.000 euros”.

PLANES DE PREVISIÓN SOCIAL EMPRESARIAL

Sin embargo, ha sucedido lo contrario en cuanto a los planes de previsión social empresarial (PPSE), “un producto de previsión social que permite a las empresas o negocios gestionados por trabajadores autónomos con empleados a su cargo, instrumentar planes de pensiones con sus empleados”.

En este caso, se ha aumentado el límite, de tal manera que el autónomo puede incorporarse a este tipo de plan aportando hasta 10.000 euros (8.000 al PPSE y 2.000 al PPA). Es más, como detalla Briales, “las aportaciones realizadas por el autónomo a sus trabajadores serán un gasto deducible en la actividad”.

AUMENTO DEL GRAVAMEN DE LA RENTA GENERAL

Hasta 2020, la escala de gravamen estatal que se aplicaba a la base liquidable general tenía cinco tramos y en 2021 se le ha añadido otro más, “de modo que a la base que exceda de 300.000 euros empezará a aplicársele un tipo del 24,50 por ciento, en vez del 22,50 por ciento”. “En la renta general entran los salarios, los rendimientos de la oficina de farmacia, las rentas del alquiler, los premios e indemnizaciones”, subraya.

No obstante, matiza que, “en este supuesto, la incidencia de cara a la farmacia ha sido mínima, puesto que pocas tienen un beneficio fiscal superior a 300.000 euros”.

AUMENTO DEL GRAVAMEN DE LA ESCALA DEL AHORRO

Por otro lado, “las novedades referentes a las rentas del ahorro sí que han afectado al farmacéutico, fundamentalmente al aumento en la tributación por la venta de oficinas de farmacia”. Aunque, como añade, “bien es cierto que se esperaba un aumento mayor en el tipo impositivo del que finalmente ha sido”.

Otro de los temas de 2021 ha sido el referente al impuesto de las Plusvalías Municipales. Como señala Briales, se ha modificado la forma de cálculo de este impuesto, por lo que “en principio conllevará una reducción del mismo a la hora de transmitir los locales de las oficinas de farmacia quedando, por tanto, consolidada la no tributación en el supuesto de transmitir el mismo a un precio inferior al de la adquisición”.

NOVEDADES RESPECTO A 2022

Respecto al 2022, Briales explica que “no hay medidas fiscales a destacar, salvo una reducción a las aportaciones a planes de pensiones que supondrá que los 2.000 euros actuales pasen a solo 1.500 euros de tope máximo desgravable en IRPF por aportación a planes de pensiones”.

“Como vemos, las novedades fiscales tanto de 2021 como 2022 merman la capacidad económica del titular de oficina de farmacia y no se aprueba ninguna bonificación ni incentivo fiscal en estos tiempos tan complicados de pandemia”, concluye Briales.