Inicio Empleo Sindicatos trasladan al SAS la queja de los opositores a las características...

Sindicatos trasladan al SAS la queja de los opositores a las características de los exámenes de enfermería del domingo

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos Satse y CCOO han criticado este lunes las características de los exámenes de la categoría de enfermera de la Oferta de Empleo Público (OEP) del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y de las Agencias Públicas Sanitarias de la Junta de Andalucía celebrados este domingo 28, al entender que “no se ajustan a la realidad del sistema sanitario andaluz ni de la labor asistencial que llevan a cabo los enfermeros”.

Así lo ha señalado en un comunicado el Sindicato de Enfermería, Satse, que ha elevado una queja a los responsables de los procesos selectivos del SAS y de las agencias Hospital Alto Guadalquivir, Hospital Bajo Guadalquivir, Hospital Costa del Sol, Hospital de Poniente y EPES 061.

A su juicio, los exámenes se han hecho “sin distribución heterogénea de preguntas respecto a los contenidos del temario, con un redactado de preguntas y respuestas ambiguas y subjetivas, sin respuesta clara, con enunciados largos y abundantes, fórmulas de discriminación negativa que dificultaban la comprensión y obstaculizaban la fluidez del desarrollo del examen, generando todo ello un aumento del tiempo invertido por pregunta que ha repercutido en la realización completa del ejercicio”.

Por ello, considera que el contenido y el desarrollo de las pruebas suponen “un atropello y una falta de respeto injustificada” para los más de 24.000 profesionales que el 28 de noviembre concurrieron a las pruebas correspondientes estas las oposiciones del SAS y de las agencias públicas sanitarias, especialmente hacia los interinos de larga duración, que “vuelven a toparse con un obstáculo para la consolidación de sus plazas”.

Por su parte, CCOO señala en un comunicado que después del despido de más de 2.000 profesionales de enfermería el 31 de octubre, muchos de los cuales han encontrado su futuro laboral en la sanidad catalana, se plantea un examen “de extremada dureza” que parece vislumbrar “el afán de la administración pública por desmotivar a los trabajadores, profesionales que han estado en primera línea de la pandemia”.

“Estos son los regalos que la Junta de Andalucía les tenía reservado después de los aplausos, es decir, la no renovación de contratos y exámenes que van a dejar en la cuneta a muchos de ellos, como ya ocurrió con los auxiliares administrativos en las anteriores oposiciones. Da la sensación de un plan perfectamente orquestado para que busquen salidas laborales fuera de la sanidad pública andaluza”, advierte la responsable de acción sindical de la federación de sanidad y sectores sociosanitarios de CCOO Andalucía, Guadalupe González.

El examen constaba de 100 preguntas teóricas y 50 cuestiones de casos prácticos, recogidas en un temario publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), pero ha acabado siendo “un atentado a la dignidad de las enfermeras”.

En opinión de la sindicalista, las pruebas, en general, han sido “de extremada dureza”, lo que ha provocado la “indignación” entre los opositores, con “textos farragosos y extensos” que “eran difícil de interpretar” y, por otra parte, “las cuestiones de casos prácticos no se ajustaban en un porcentaje alto al temario”, por ejemplo, las relativas a la dosificación de medicación, “más propias del temario de facultativos que de los procesos de cuidados de enfermería”.