Inicio Empleo La VII Feria de la Innovación aborda la ciberseguridad y las tecnologías...

La VII Feria de la Innovación aborda la ciberseguridad y las tecnologías disruptivas como nicho de empleo

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

La transformación digital acelera su ritmo tras la pandemia y 2021 será el año de máxima digitalización de las empresas españolas desde 1990, según la empresa de analítica Qlik. En esa misma línea, los recientes datos de la Unión Europea respecto al empleo respaldan dicha perspectiva, ya que aseguran que el 45% de las ofertas de empleo este año están relacionadas ya con el entorno digital.

De hecho, según datos del INE, en 2020, el 18,6% de las empresas empleaban a especialistas TIC y el 63% usaban ya canales digitales. Esa tendencia avanza y las prospecciones de la UE apuntan a que la digitalización está creando 200.000 puestos de trabajo en este año, solo en España, lo que significa que casi la mitad de las ofertas de trabajo estarán relacionadas con el entorno digital.

Y ha sido en ese contexto en el que las jornadas enfocadas para los más jóvenes en el marco de la Feria de Innovación han presentado el fértil horizonte de empleo que ámbitos como el de la ciberseguridad o las tecnologías disruptivas abren para las futuras generaciones que ahora se encuentran en los institutos de secundaria, bachillerato, formación profesional o grados universitarios.

En el caso de la ciberseguridad, el CEO de Softcom, Antonio Gil, ha apuntado que “actividades para desarrollar en el ámbito de la seguridad digital hay para todos, como lo demuestra el hecho de que en 2020, en nuestro país se sufrieron 38.000 ciberataques, de los que el 41% fueron a través del móvil. Además, en este 2021 esa cifra se ha incrementado en un 61%”.

Con ese panorama, Antonio Gil ha adelantado también que “el 70% de las empresas prevén aumentar su inversión en ciberseguridad, porque hablamos de que en muchas ocasiones se trata de estafas bancarias y ahí, perder 100.000 euros para una pyme puede ser una calamidad, igualmente que perder 40 mil euros en el caso de un particular”.

Por todo ello, Gil ha animado al foro joven que llenaba la sala a apostar por la formación en ciberseguridad, “porque hay muchas maneras de llegar a ese ámbito dentro de todos los perfiles tecnológicos”.

Por su parte, Luis Merino, profesor de la Escuela Politécnica Superior de la UPO, ha desgranado el sinfín de oportunidades que abren las tecnologías disruptivas para los empleos del futuro. En su opinión, se van a producir muchos cambios que necesitarán de empleo cualificado en campos como los de la biotecnología, la nanotecnología, la impresión 3D, el metaverso o las smartcities, por citar algunos ejemplos.

De manera especial, Merino se ha referido a la robótica como parcela específica de disrupción, porque los robots ya empiezan a salir de las salas de fabricación a otros lugares de las empresas. Hoy en día ya se ensaya con robots sociales que interactúan con nosotros, robots para cuidados de la gente mayor o robots educativos que trabajan con los niños’.

El último turno de la sesión de la Feria dedicada a los más jóvenes ha contado con un ‘tiktoker’, Rafa Tatay, que ha mantenido un coloquio con la catedrática de la Escuela de Ingeniería Informática de la US, María José Escalona, sobre la forma de comunicar en redes sociales y sobre el panorama general de todo lo relacionado con lo digital.

Escalona, que está en la red social Tik Tok “para sensibilizar a los jóvenes sobre las vocaciones STEM” y a la que han llegado a decir en los institutos que no parece informática porque lleva tacones, ha enfatizado especialmente la idea de que “si los que programan son hombres, estamos dejando que lo que nos califique como sociedad sea solo el punto de vista de los hombres”.

Otra idea en la que ha hecho especial hincapié Escalona ha sido en la de “asomarse y seguir en redes sociales aquellos proyectos que conjugan tecnología y humanidades para crear nuevos negocios, porque están siendo pilotados por jóvenes y están funcionando muy bien”.

Rafa Tatay, ‘tiktoker’ que experimentó su boom de popularidad en plena pandemia, ha recordado que lo que hace en sus vídeos es “informática para gente de a pie” y que “tik tok está comenzando a ser adictivo para los propios generadores de contenido, porque hay influencers que viven para ser virales y cuando no ocurre así les genera incluso cierta angustia”.

Acerca del posible estigma de vocación ‘friki’ que puedan tener aquellos que se decantan por los estudios de informática, Rafa Tatay piensa que “ese fenómeno es más una creencia del propio estudiante de esta rama”, que termina acoplándose a los estereotipos que la sociedad tiene sobre el asunto y “terminas siendo lo que esperan que seas”. Más bien al contrario, Tatay ha ejemplificado diciendo que “no hay nada diferente entre los chicos que estudian medicina y los que estudian informática”.