Inicio Noticia Destacada CONPYMES urge a agilizar la revisión de la reforma laboral para afrontar...

CONPYMES urge a agilizar la revisión de la reforma laboral para afrontar con solidez y competitividad la recuperación de las pymes

CONPYMES urge a agilizar la revisión de la reforma laboral para afrontar con solidez y competitividad la recuperación de las pymes

 

  • Conpymes defiende “la prevalencia de los convenios sectoriales para evitar una competencia abusiva y desleal de las grandes empresas sobre las pymes” y “la recuperación de la naturaleza estable de la ultraactividad de los convenios colectivos”
  • Reivindica el papel de las pymes “equilibrando la balanza entre flexibilidad y seguridad”, asegurando que es “importante revisar la contratación temporal pero a la misma vez los mecanismos de flexibilidad para garantizar ese equilibrio”.
  • “Debemos fortalecer el marco de relaciones laborales para asegurar que, con la mayor inflación de las últimas tres décadas, los salarios no se quedan atrás ni se convierten en motivo de subasta”, afirman desde la entidad, proponiendo su indexación no solo a IPC sino también a otros factores como productividad, evolución del PIB u otros.
  • La organización reivindica su voz propia frente a la cerrazón de la gran patronal en el diálogo social y recuerda que “si las pymes no estamos sentadas en la negociación, pierde el tejido productivo y el conjunto de la sociedad”

Madrid, 3 de noviembre de 2021

En pleno debate sobre la reforma laboral, y en el día en que vuelve a reunirse la mesa de Diálogo Social que aborda la modernización del mercado laboral, desde la Confederación Nacional de Pymes (CONPYMES) urgen a “agilizar la negociación y avanzar en un nuevo marco regulador para afrontar con solidez y competitividad la recuperación económica”. Para CONPYMES, es fundamental que las conversaciones entre el gobierno y los agentes sociales “pongan en el centro los intereses de las pequeñas y medianas empresas” ya que éstas, “por su peso en el tejido productivo, por su compromiso con el desarrollo de sus territorios y por su apuesta por modelos empresariales inclusivos y respetuosos con los derechos laborales, juegan un papel fundamental para equilibrar la balanza entre flexibilidad y seguridad”, tal como requería la semana pasada en su visita a España el comisario europeo de Economía, Paolo Gentilioni. Asegura la Patronal que es “importante revisar la contratación temporal, pero a la misma vez que los mecanismos de flexibilidad para garantizar ese equilibrio”.

En concreto, CONPYMES señala como ejemplo de esa importancia el debate sobre los convenios colectivos sectoriales y los de empresa, y defiende que “en el nuevo modelo, se reestablezca de nuevo la prevalencia de los convenios sectoriales para evitar una competencia abusiva y desleal de las grandes empresas, y así se pueda fortalecer el marco de relaciones laborales para asegurar que, con la mayor inflación de las últimas tres décadas, los salarios no se quedan atrás, como parece no importarle a la gran patronal, ni se convierten en un motivo de subasta política cada poco tiempo”, afirman desde la entidad, proponiendo su indexación no solo a IPC sino también a otros factores como productividad, evolución del PIB u otros.

También, plantean desde la Confederación, en materia de negociación colectiva, los mecanismos de ultraactividad se han convertido “en una garantía de seguridad jurídica para los sectores de actividad”. Y, al contrario, las situaciones en las que ha decaído el convenio colectivo por las reformas anteriores, han generado “situaciones de dificultosa resolución y conflictos de todo tipo”. Es por ello, defiende CONPYMPES, que debería recuperarse la naturaleza estable que introducía la ultraactividad de los convenios colectivos.

Por último, desde la organización recuerdan que han elaborado su propia propuesta amplia y detallada sobre los retos del mercado de trabajo y las políticas de empleo y lamentan “no poder compartirla en el Diálogo Social ante el gobierno en pie de igualdad con sindicatos y la gran patronal”. “Volvemos a constatar”, valoran, “que ante la cerrazón de la gran patronal a propiciar una negociación verdaderamente fructífera, se nota el vacío que hay en esa mesa sin la presencia de las pymes con voz propia”. De nuevo, “si las pymes no estamos sentadas a la negociación, pierde el tejido productivo y el conjunto de la sociedad”, por lo que han insistido en que se les reconozca la representatividad legítima para incorporarse al Diálogo Social.