Inicio pymes y autónomos FER destaca que La Rioja haya registrado 1.570 parados menos que hace...

FER destaca que La Rioja haya registrado 1.570 parados menos que hace un año

Logo Siendo Pyme Web

LOGROÑO, 4 (EUROPA PRESS)

Positivo balance interanual para el empleo un mes más. La Comunidad Autónoma de La Rioja ha registrado en septiembre 1.570 parados menos que hace un año y 1.828 afiliados más a la Seguridad Social. No obstante, el mes de septiembre ha superado las expectativas de un solo mes, con 1.511 parados menos y 1.335 afiliados más a la Seguridad Social, gracias al empuje del sector servicios y del sector agrario, ha señalado la Federación de Empresas de La Rioja (FER).

Todos los sectores se han comportado de una forma favorable, con 782 desempleados menos en servicios, un registro de 299 parados menos en el sector agrario; 216 menos en el sector industrial y 89 menos en la construcción. Con un total de 15.702 parados en la Comunidad, la tasa de paro se sitúa por debajo del 10 por ciento (9,75 por ciento).

La “tendencia favorable del empleo en estos últimos meses, coincidiendo con el periodo estival y de la vendimia, confirman que se produce una recuperación de la actividad empresarial en estos sectores relacionados con los servicios y la agricultura, a pesar de las restricciones que han continuado soportando algunas actividades”.

Esperemos que “esta línea de mejora del empleo se pueda confirmar en la última parte del año y durante este trimestre, tal y como vaticinaba la FER, la economía local y regional y las empresas puedan desarrollar plenamente su actividad, tras esta dura pandemia que hemos sufrido y estamos sufriendo en estos últimos 18 meses”.

No obstante, “es importante que todas las políticas económicas y los fondos europeos venideros sirvan para afianzar y consolidar la recuperación de nuestro tejido empresarial y las administraciones públicas no se relajen en el apoyo a las empresas y los autónomos riojanos, como generadores de riqueza y empleo, lo que tendrá un efecto favorable en el empleo”.

La actividad de las pequeñas y medianas empresas también “está amenazada por los elevados costes energéticos o, por ejemplo, la falta y carestía de materias primas que hacen muy difícil mantener su competitividad y que termina reflejándose en el empleo”.