Inicio Empleo Una empresa malagueña crea un centro de alto rendimiento online para formar...

Una empresa malagueña crea un centro de alto rendimiento online para formar a opositores

MÁLAGA, 20 (EUROPA PRESS)

La empresa malagueña Keops ha creado un Centro de Alto Rendimiento online para opositores en el que, además de la formación necesaria para cada oposición, se trabaja en el aspecto físico y mental de los candidatos.

Estudiar una oposición no es sencillo, de hecho, requiere de una disciplina “semejante a la de cualquier deportista de élite”. Así, el alumnado de este centro de alto rendimiento recibe clases de técnicas de estudio, gestión del estrés, yoga, cómo hablar en público, entrenamientos, motivación, memorización, productividad, miedo al fracaso o gestión del tiempo, entre otros, por parte de entrenadores personales especializados.

“Nuestros alumnos se encuentran en una carrera de fondo, las oposiciones son un camino de largo recorrido y nosotros le ofrecemos una preparación 360. Nos ocupamos de todas las áreas de su preparación: las técnicas y otras que creemos igual de importantes como la psicológica, la nutrición del opositor, o técnicas novedosas de memorización, lo que se traduce en un acompañamiento integral del opositor, tanto desde el punto de vista formativo como personal”, ha explicado Manu Jordán, uno de los coach de Keops.

El Gobierno central publicó a finales de julio la oferta de empleo público de 2021 con casi 35.000 plazas, a lo que hay que sumarle los otros miles de puestos lanzados o prometidos por las comunidades autónomas, ayuntamientos y otros entes públicos, han recordado desde la empresa.

El perfil tipo del opositor es el de una mujer de entre 35 y 54 años que opta a un puesto administrativo o en Justicia, según los datos elaborados por Keops. Los hombres apenas representan el 25 por ciento de las candidaturas y su principal demanda son las plazas ligadas a los Cuerpos de Seguridad.

Un elemento llamativo es que ha aumentado de forma notable el número de opositores mayores de 45 años, “que aspiran a una plaza pública que les dé tranquilidad laboral hasta su jubilación”, han precisado.