Inicio Empleo CSIF denuncia el “retraso injustificado” de la Ley de Cuerpos Penitenciarios y...

CSIF denuncia el “retraso injustificado” de la Ley de Cuerpos Penitenciarios y no ve motivos para celebrar la Merced

Logo Siendo Pyme Web

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

El sindicato CSIF ha denunciado este lunes el “retraso injustificado” en la nueva Ley de Cuerpos Penitenciarias, lo que sumado a la “falta de reconocimiento económico y administrativo” les lleva a sostener que no hay “nada que celebrar” en el día de Nuestra Señora de la Merced, festividad de Instituciones Penitenciarias.

En un comunicado, CSIF se ha quejado de la “obstaculización, ralentización y el retraso injustificado” de la nueva Ley de Cuerpos Penitenciarios, quejándose de la “ausencia de una auténtica negociación que sustituya a la imposición y la arbitrariedad”.

En abril, varios sindicatos avisaron de movilizaciones si no se aprobaba la nueva ley. En este sentido, señalaban que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, les había trasladado que una vez finalizado el acuerdo de equiparación salarial con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado llegaba el turno de Instituciones Penitenciarias. FALTA DE MEDIOS Y NORMAS INSPIRADAS EN EL RECELO

CSIF denuncia que el acto institucional por el día de la Merced sirve para el “blanqueamiento de los dirigentes de Instituciones Penitenciarias”. No obstante, aprovecha para felicitar a los trabajadores penitenciarias que serán reconocidos por su “brillante trayectoria profesional”.

Entre sus reivindicaciones, incluye la “pasividad de los responsables de la institución ante las injurias, calumnias o amenazas de las que son víctimas los trabajadores”, y esto a pesar de que una instrucción de 2011 “obliga” a la Administración a defenderles.

También denuncian falta de medios que “restan operatividad” para mantener la seguridad y el orden en los establecimientos, frente a lo que se dictan normas que, según CSIF, están inspiradas en el “recelo y desconfianza en los trabajadores”.

El sindicato, que anuncia que no participará en la festividad de la Merced, ve insuficiente la oferta de empleo público, destacando el “esfuerzo” de la plantilla en unos meses marcados por la pandemia de COVID-19.