Inicio Empleo La Formación Profesional abre las puertas a casi la mitad de las...

La Formación Profesional abre las puertas a casi la mitad de las ofertas de empleo en La Rioja

LOGROÑO, 14 (EUROPA PRESS)

La Formación Profesional abre las puertas a casi la mitad de las ofertas de empleo en La Rioja, un 45,3 por ciento, y se convierte en la titulación más demandada, según un estudio de Adecco.

Se trata, según la compañía de un tipo de formación con una alta empleabilidad pero que sigue con cifras de alumnos por debajo de los países de nuestro entorno: España sigue por debajo de la media de los países de la OCDE en número de matriculados en FP y además tiene una de las peores tasas de escolarización en FP de grado medio: el 12 por ciento frente al 26 por ciento de media de los países que integran la organización1.

Y esto es así cuando las cifras de empleabilidad de esta formación señalan que es la vía más demandada por las empresas españolas en sus vacantes. Según el Adecco Group Institute, el centro de estudios y divulgación del Grupo Adecco, e Infoempleo, portal de empleo de referencia en España, la FP es un tipo de educación con una alta empleabilidad: el 41,3 por ciento de las ofertas de empleo en España requiere contar con un título de Formación Profesional (FP).

Porcentaje que la convierte en el tipo de formación más demandada en nuestro país, por encima de los títulos universitarios, tal y como se recoge en el Informe Infoempleo Adecco: Oferta y demanda de empleo en España 2020.

INCREMENTO OFERTAS DE EMPLEO EN LA RIOJA

En el caso de La Rioja, la FP no solo aumenta su empleabilidad con un incremento en las ofertas de empleo que solicitan este tipo de educación de 4,2 puntos porcentuales interanuales (ya es demandada en el 45,3 por ciento de las vacantes de la autonomía), sino que, además, se alza como la formación más requerida, desbancando a las titulaciones universitarias (33,5 por ciento).

En palabras de Javier Blasco, director del Adecco Group Institute: “la menor presencia de la FP en la titulación “promedio” de los candidatos y trabajadores españoles, frente a las ratios de otros países europeos, tiene que ver con cuestiones culturales y de desconocimiento del potencial de esta formación en el acceso y mantenimiento del empleo, en las posibilidades de especialización y planes de carrera, y en los niveles retributivos. Es una cuestión que desde todas las esferas (Administraciones Públicas, centros educativos, empresas y sociedad) debemos solventar incrementando las labores de divulgación y sensibilización y mejorando la colaboración público-privada (en las esferas de empleo y de formación)”.

“Asimismo, hay que ampliar la oferta formativa tanto en cantidad (más oferta en módulos industriales, sanitarios y tecnológicos, por ejemplo, en algunos territorios) como en tipología de cursos que permitan que la FP siga “alineada” con las demandas del mercado (formación en nuevas tecnologías: IOT, IA, Big data, drones, vehículos autónomos, blockchain, e-commerce, etc.)”, concluye Blasco.

A su vez, Teresa Tomás, CEO de Infoempleo señala que: “la formación debería adecuarse a lo que están demandando las empresas, no solo para mejorar la empleabilidad de los jóvenes sino también para poder ofrecer nuevas oportunidades a aquellas personas que llevan mucho tiempo fuera del mercado laboral. Por un lado, la transformación digital de las empresas y la tecnificación de determinados sectores como el industrial requieren un mayor número de personal especializado (operarios de mantenimiento, administrativos, teleoperadores, comerciales, informáticos). Tampoco hay que olvidar que somos un país de servicios, con multitud de actividades que también requieren de una buena preparación”.

“Además, la formación que se ofrece en los títulos de FP es muy práctica, y contar con empleados ya cualificados puede implicar un ahorro de costes importante para las empresas. Recordemos que en España un 97 por ciento del tejido empresarial está compuesto por pymes con recursos muy limitados”, concluye Tomás.

EVOLUCIÓN DE LA DEMANDA DE FORMACIÓN PROFESIONAL EN LA RIOJA

En 2019, las ofertas de empleo que requerían contar con Formación Profesional sufrieron un retroceso de casi tres puntos y medio en La Rioja. Un año después, en plena pandemia, la demanda de estos titulados ha vuelto a ganar peso en la oferta de empleo regional, concretamente 4,2 puntos porcentuales. Ahora, el 45,3 por ciento de las vacantes que se publican en La Rioja solicita la FP como requisito.

Si bien hay que señalar que esta evolución no ha sido equilibrada en ambos niveles de FP: Técnico Superior y Técnico Medio. Tomando como referencia el global de la oferta de empleo, las titulaciones de Grado Superior de FP han sido demandadas en el 22,2 por ciento de las ofertas riojanas, tal y como ocurría hace un año.

Las titulaciones de FP de Grado Medio, por su parte, han visto crecer en mayor medida su demanda: de un 18,9 por ciento hace un año pasan al 23,1 por ciento actual (+4,2 p.p.), lo que las convierte en las verdaderas y únicas protagonistas de esta subida.

En comparación con la media española, la FP es más demandada en La Rioja que en el conjunto nacional (41,3 por ciento en España), donde también ha pasado a ser la formación más requerida en las ofertas de empleo.

Si atendemos a la distribución territorial de la oferta de empleo para titulados de FP, Cataluña continúa posicionándose como la autonomía que más candidatos con estudios de FP requiere (22,6 por ciento, mantiene prácticamente los valores del año anterior). Tras ella repite posición la Comunidad de Madrid, que cuenta en este ejercicio con el 18,1 por ciento de la oferta (-1,7 p.p. con respecto al año pasado, es la autonomía que más disminuye su participación en las ofertas para FP).País Vasco conserva la tercera posición y mantiene alta su aportación (14,3 por ciento) aunque también con cifras inferiores a las del ejercicio anterior (-1,2 p.p.). Estas tres comunidades condensan cerca del 55 por ciento de las ofertas dirigidas a titulados en Formación Profesional.

Tras ellas se encuentra Andalucía, que concentra un 8,8 por ciento de las vacantes y se afianza en la cuarta posición tras crecer 0,9 p.p. en el último año (es la autonomía que más se ha expandido).

En quinto lugar, sigue también la Comunidad Valenciana (7,4 por ciento), que ha avanzado 0,2 p.p. en el último año. Le sigue Castilla y León, con un 6,5 por ciento de la oferta de FP, autonomía que conserva la misma posición que ocupaba hace un año y gana tres décimas. Aragón ocupa la séptima posición de nuevo con un 4,2 por ciento de las ofertas para FP, con Galicia (3,5 por ciento) detrás. Son las dos autonomías que acompañan a Andalucía en los mayores incrementos de la oferta para FP (+0,4 p.p. cada una).

Entre el 3 por ciento y el 2 por ciento se encuentran Castilla-La Mancha (3 por ciento) que mejora una plaza, Navarra (2,3 por ciento) que la cede y Canarias (2 por ciento), que se mantiene en el mismo escalón que hace un año.

Por su parte, la Región de Murcia aglutina el 1,58 por ciento de las ofertas de FP del país, seguida de Cantabria (1,52 por ciento), La Rioja (1,31 por ciento) que mejora dos posiciones y 0,3 puntos porcentuales, Baleares (1,12 por ciento) y Asturias (1,01 por ciento).

En la cola de la lista se colocan aquellas comunidades y ciudades autónomas que no alcanzan el 1 por ciento de las ofertas de esta formación: Extremadura (0,71 por ciento) y Ceuta y Melilla (0,15 por ciento y 0,14 por ciento respectivamente).