Inicio pymes y autónomos CyL remite a la AT 5.661 solicitudes de ayudas directas pero constata...

CyL remite a la AT 5.661 solicitudes de ayudas directas pero constata menos peticiones por la rigidez de las condiciones

Logo Siendo Pyme Web

VALLADOLID, 28 (EUROPA PRESS)

La comunidad autónoma de Castilla y León ha remitido un total de 5.661 solicitudes de subvenciones directas para obtener el informe favorable de la Agencia Tributaria y proceder a la tramitación de su pago aunque desde la Junta se ha constatado que la cifra de peticiones es “menor de lo esperado” por la rigidez de las condiciones fijadas para obtener la ayuda

En concreto y según ha informado la Consejería de Economía y Hacienda, la Comunidad ha tramitado 5.661 solicitudes, de las que 740 han sido remitidas este lunes, para que la Agencia Tributaria certifique que los solicitantes cumplen los correspondientes requisitos y proceder a su concesión y pago en apoyo a quienes están sufriendo la caída de sus ingresos a causa de la crisis provocada por la COVID-19.

Según explican las mismas fuentes, la Agencia Tributaria debe certificar ahora que los solicitantes cumplen los requisitos exigidos en el Real Decreto-Ley de medidas extraordinarias, entre los que se encuentra que su volumen de operaciones anual declarado o comprobado por la Administración Tributaria en el IVA en 2020 debe haber caído más de un 30 por ciento con respecto a 2019.

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, remitió el pasado viernes una carta a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, pidiendo una revisión de los requisitos y la flexibilización de los criterios para que más autónomos y pymes puedan acceder a las ayudas directas.

Las condiciones del Gobierno de España establecen que las ayudas están limitadas “exclusivamente” al pago de deudas vivas con proveedores y otros acreedores, o a los requisitos de caída mínima en el volumen de operaciones, o la intensidad de la ayuda sobre la caída adicional respecto de la mínima exigida’.

Estos requisitos están “alejados de la realidad que viven los autónomos y empresas más perjudicados por la pandemia y que pueden impedir que las ayudas alcancen los objetivos que las motivaron”.

Castilla y León ha sido la segunda comunidad en convocar las ayudas con el objetivo de que lleguen cuanto antes a los autónomos y pymes y la Junta ha comprobado que el número de solicitudes es inferior al esperado “por la rigidez de las condiciones impuestas” para poder conseguir la ayuda.

Por ello, la convocatoria de la Junta de Castilla y León incluye 184 sectores de actividad, 89 más que los propuestos por el Real Decreto Ley, lo que ha supuesto incrementar un 94 por ciento las actividades económicas a las que pueden llegar estas ayudas “y con ello ayudar al mayor número de empresarios afectados por la pandemia”, precisan las mismas fuentes.

Las ayudas se deberán emplear para satisfacer la deuda y realizar pagos a proveedores y otros acreedores, financieros y no financieros, así como costes fijos que hayan tenido los autónomos y empresas, primando la reducción del nominal de la deuda con aval público, “siempre y cuando las deudas se hayan devengado entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021 y procedan de contratos anteriores a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 5/2021”.

El plazo de presentación de solicitudes estará abierto hasta el próximo 6 de julio y que el plazo máximo para resolver y notificar la resolución se ha fijado en el 31 de diciembre de 2021.