Inicio Empleo CCOO trasladará a la Consejería de Educación quejas del examen de Inglés...

CCOO trasladará a la Consejería de Educación quejas del examen de Inglés en las oposiciones a docentes

El 83% de las personas inscritas en las oposiciones se ha presentado, lo que supone el porcentaje más alto de toda España, según el sindicato

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

CC.OO. trasladará a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid las quejas que han recibido sobre el examen de Inglés al que se enfrentaron en las oposiciones los docentes para optar a 3.700 plazas de Secundaria, Formación Profesional y Régimen Especial (escuelas de idiomas y enseñanzas artísticas).

Así lo ha afirmado en declaraciones a Europa Press la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC.OO. de Madrid, Isabel Galvín, quien ha detallado que la mayoría de quejas que ha recibido el sindicato estaban referidas al examen de Inglés ya que se trataba de un ejercicio de traducción de academia. “No pueden tener más ventaja los alumnos que se preparan en una academia”, ha criticado.

En esta línea, ha señalado que se “un clásico” que haya quejas en referencia a este examen y ha sostenido que la Consejería de Educación tiene que tener “especial cuidado”. Galvín ha recordado que los opositores se enfrentan a un proceso “duro y costoso” y sostiene que hay que conseguir que los exámenes “no tengan nada que ver con las academias”.

La representante de CC.OO. ha indicado que los opositores les piden “acción”, por lo que trasladarán esta cuestión a la Consejería. “Hay precedentes, hace años tuvieron que repetir la prueba, hay mucho malestar con esta cuestión”, ha precisado.

JORNADA TRANQUILA Y RESPETO DE MEDIDAS

Sobre la jornada de oposiciones del pasado sábado, Galvín ha destacado que la jornada fue “bastante tranquila” y que hubo pocas incidencias. Asimismo, ha subrayado el trabajo que realizaron los tribunales para garantizar las medidas de seguridad.

Considera que estaban “bien organizadas” las entradas y salidas, escalonadas, y que funcionaron “especialmente bien”, además de ensalzar la actitud de los opositores, si bien ha destacado que se produjeron retrasos ya que algunos docentes no supieron hasta 48 horas antes algunos cambios en su exámenes o las sedes donde los iban a realizar.

Ahora, los profesores tiene que esperar hasta el 5 de julio para conocer sus notas y esta parte que han realizado es eliminatoria. Desde CC.OO., Galvín ha criticado que solo puedan realizar la segunda fase, en la que demuestran “si saben enseñar o no”, las personas que pasen el primer examen.

Por otra parte, ha destacado también que están “particularmente satisfechos” con la actitud de la Consejería de Educación al contemplar los casos de profesoras con derecho a lactancia o embarazadas, las que se sintieron “muy acogidas” y a las que se facilitó la prueba. “Fue una negociación con la Consejería y conseguimos que hicieron una comunicación general”, ha apuntado.

De la misma forma, ha resaltado que estas oposiciones han sido “masivas” y que se ha presentado el 83% de las personas inscritas en las mismas lo que, según los datos del sindicato, es el porcentaje más alto de toda España.

“Es una convocatoria muy importante, es la más grande que ha habido nunca en Madrid, pero tuvimos que calificarla de insuficiente porque después de estas oposiciones el porcentaje de interinidad va a seguir por encima del 20%”, ha apostillado la secretaria de Enseñanza de CC.OO.

Por su parte, desde la Comunidad de Madrid insistieron en que se trata de la mayor cifra de plazas de oposición de la historia de la región en una única convocatoria y señalaron que su organización ha supuesto un “importante esfuerzo” para el Gobierno regional dada la situación sanitaria generada por el Covid-19.

Pese a la mejora de las cifras de coronavirus, el Ejecutivo madrileño trasladó que llevaba trabajando meses en el dispositivo de seguridad para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias. Además, fuentes de la Consejería de Educación han confirmado a Europa Press que las pruebas se desarrollaron “con normalidad” a pesar de los protocolos contra el Covid-19.