Inicio Startups Crèdit Andorrà invierte en las startups SAALG Geomechanics, Polaroo y Rimbo

Crèdit Andorrà invierte en las startups SAALG Geomechanics, Polaroo y Rimbo

32
0
Credit Andorra

El programa de hiperaceleración del banco andorrano evalúa más de 600 empresas

ANDORRA LA VELLA (ANDORRA), 26 (EUROPA PRESS)

Crèdit Andorrà ha informado que ha invertido, a través de su programa de hiperaceleración de empresas Scale Lab, en las compañías SAALG Geomechanics, Polaroo y Rimbo, startups de los sectores de la geotecnia, las finanzas personales y el inmobiliario, respectivamente.

Estas tres empresas se suman a las otras siete seleccionadas desde el inicio del programa, por el cual se han evaluado más de 600 empresas, según ha destacado Crèdit Andorrà en una nota de prensa este miércoles.

Scale Lab es un programa que se dirige a empresas innovadoras o de base tecnológica, en sectores estratégicos para Andorra, como “salud y bienestar, sostenibilidad, movilidad, servicios financieros u ocio y deportes, entre otros”, y con un modelo de negocio validado y escalable.

El programa ofrece importes que van desde los 100.000 euros por proyecto con la opción de participar en rondas de financiación posteriores hasta una inversión máxima de 500.000 euros por compañía.

En paralelo, Crèdit Andorrà ofrece a sus clientes, a través del producto financiero SIO Strategic Investment Opportunities Sicav -Scale Lab, la posibilidad de invertir en las empresas “innovadoras calificadas y con un elevado potencial de crecimiento”, seleccionadas por el programa.

LAS STARTUPS SELECCIONADAS

SAALG Geomechanics es una empresa catalana de software de ingeniería especializada en la gestión, visualización y análisis de información geotécnica de grandes proyectos de infraestructuras y edificación.

Nacida en 2016, tiene por misión “hacer de la construcción una industria más eficiente, segura y sostenible mediante el análisis de datos en tiempo real”, explica la nota de prensa.

La startup catalana ha estado involucrada en una trentena de proyectos –en España, Reino Unido, Francia, Alemania, Guatemala, Colombia, Hong Kong y Singapur, entre otros–, “donde ha demostrado los beneficios del uso de Daarwin, su plataforma web basada algoritmos de machine learning”.

Esta plataforma permite predecir el comportamiento real del terreno “y así validar los diseños de los proyectos, detectar inestabilidades y colapsos antes que sucedan, y optimizar el mismo diseño y el procedimiento constructivo del proyecto durante su ejecución”.

La visión de la compañía es “convertir Daarwin en el estándar de la industria” para la gestión, visualización y análisis de toda la información geotécnica durante el ciclo de vida de una infraestructura.

A su vez, la empresa también busca que su herramienta sea “el depósito universal” de información geotécnica para futuros proyectos, ha explicado Crèdit Andorrà.

Polaroo es una aplicación móvil de finanzas personales que ayuda a las personas a ahorrar, controlar y gestionar sus gastos en un solo entorno “gracias al acompañamiento por parte de un gestor digital de gastos”.

Su tecnología ofrece “soluciones a cualquier usuario”, tanto a consumidores, como trabajadores autónomos, como pymes, que busquen controlar, optimizar o estabilizar sus gastos recurrentes en un solo pago mensual estable.

La app buscar dar respuesta “a la complejidad” que puede representar la gestión administrativa de contratar, modificar o dar de baja servicios como la luz, el agua, el gas o internet.

Esta plataforma digital, que ofrece al usuario predictibilidad, estabilidad y control de sus facturas recurrentes, ha sido galardonada internacionalmente y ha integrado soluciones tecnológicas que le permitirán escalar la herramienta a más de quince países en un futuro.

Finalmente, Rimbo es una fintech –startup financiera y tecnológica– que facilita el alquiler de pisos sin fianza mediante una suscripción a su comunidad.

La empresa introduce el concepto ‘Deposit As A Service’ de manera que inquilinos y propietarios utilizan la tecnología en vez de las fianzas en efectivo en las transacciones para el alquiler de pisos, y aporta a sus usuarios una “mayor seguridad y accesibilidad” al gestionar los alquileres de las viviendas.

La tecnología de Rimbo lleva el modelo experiencial de los hoteles al alquiler residencial; los arrendatarios autorizan el pago con su tarjeta en el momento de la entrega de las llaves “como se haría en un hotel en el momento del check-in”.

De esta manera, los miembros de la comunidad Rimbo se eximen de pagar una fianza en efectivo y solo se les cargaría a su tarjeta, en el momento de devolver las llaves, el daño o impago en el caso que se hubiera producido.

Este sistema también permite “asegurar a los propietarios el cobro en todos los casos”, afirma Crèdit Andorrà, que explica que la fintech opera en España, Alemania y Portugal, y está en proceso de expansión en otros países de Europa.