Inicio Empleo Costas (CES) pide evitar el oportunismo político ante la agenda de reformas...

Costas (CES) pide evitar el oportunismo político ante la agenda de reformas socioeconómica y laboral

11
0

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El nuevo presidente del Consejo Económico y Social (CES), Antón Costas, ha pedido crear un nuevo contrato social que debe basarse en el mayor consenso posible para impulsar la economía de manera inclusiva, generar empleos de calidad para más gente y en más lugares, y crear corrientes favorables para evitar el “oportunismo político” ante la agenda reformista en materia socioeconómica y laboral.

Así lo ha señalado durante su toma de posesión como nuevo presidente del CES, donde ha apuntado que si se refuerza el diálogo entre el Gobierno y los agentes económicos y sociales, “se logrará el suficiente apoyo para poner en marcha medidas que aceleren la recuperación y la transformación de la economía”.

Desde su punto de vista, este consenso puede evitar el efecto “boomerang” que se produce cuando las reformas no cuentan con el suficiente apoyo parlamentario y social para perdurar en el tiempo.

El nuevo presidente de este órgano consultivo ha resaltado la importancia que tiene el consenso social sobre las reformas a la hora de reducir los conflictos y aumentar la productividad de la economía.

También ha destacado la relevancia de “repartir más equitativamente los riesgos entre el Estado, las empresas y los trabajadores, como en esta crisis han logrado los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE)”.

De hecho, cree que, de esta manera, España estaría en mejores condiciones para afrontar sus principales desafíos. Entre los que, según Costas, además del crecimiento económico y la creación de empleo, está terminar con las brechas de desigualdad de oportunidades, tanto sociales como territoriales, que atentan contra la armonía social y alteran el día a día de los ciudadanos.

Por otro lado, ha afirmado que el dinero destinado a la infancia, la juventud y las familias “debe ser visto como una inversión, y no como un gasto social”.

Para Costas, es necesario “reforzar el consenso para acelerar la recuperación a través del diálogo para hacer diagnósticos y ofrecer soluciones neutrales”. “Veo al Pleno del Consejo como una orquesta sinfónica formada por sesenta solistas donde yo tengo que ejercer la función de director para que la música suene en armonía y España salga cuanto antes de esta crisis”, ha añadido.

Durante el acto, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha señalado que “se empieza a ver la luz al final del túnel” y que todos los indicadores apuntan a un crecimiento “que ya se intuye y se empieza a sentir en el conjunto de la sociedad”.

“Acabamos de mandar a Europa un plan de recuperación, un programa de acción para los próximos años que nos da una oportunidad única”, ha apuntado, tras señalar que España tiene los recursos financieros para ponerlos en marcha y afirmar que los fondos europeos son “una oportunidad única para superar los desequilibrios que se han venido arrastrando”.

Calviño considera que el gran apoyo político que se va a lograr para abordar este programa de reformas e inversiones necesita la colaboración de todos. “Este es un proyecto en el que nadie sobra y todos tenemos un papel que jugar, así que llegáis en un momento importante y ya tenéis un programa de trabajo con un calendario muy ambicioso”, ha dicho a Costas.

Por su parte, al vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha subrayado que Europa está saliendo “poco a poco” y encara, “al ritmo de la vacunación, una recuperación social y económica que ha puesto a las personas en el centro de todos los planes”.

“La labor de acompañamiento del CES será aún más importante si cabe, porque la pandemia nos ha enseñado que acompañando a los demás somos capaces de llegar lejos, de cumplir objetivos e incluir en las soluciones a quienes caminan siempre a nuestro lado”, según Díaz.

La ministra ha hecho hincapié en que quedan transiciones importantes para el país y para la sociedad, pero que también se van a poner en marcha un compendio de reformas laborales que serán “trascendentales y modernizarán el mercado laboral para dejar atrás la precariedad y la temporalidad”.

Díaz ha terminado su intervención diciendo que “no valen las soluciones de antaño y conformase con lo hecho”, sino que es necesario avanzar y seguir dialogando con esperanza y “para ello necesitamos su cabeza, manos y corazón”, ha dicho a Costas.