Inicio Empleo CC.OO dice al Gobierno que la conflictividad crecerá si no se avanza...

CC.OO dice al Gobierno que la conflictividad crecerá si no se avanza en el «desmontaje» de la reforma laboral

16
0

BILBAO, 31 (EUROPA PRESS)

El secretario general de CC.OO., Unai Sordo, ha advertido al Gobierno central que la conflictividad irá «in crescendo» si no se avanza en el «desmontaje de la reforma laboral» y el «proceso de creciente movilización sindical llegará donde tenga que llegar».

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Sordo se ha referido a los nuevos miembros del Gobierno y ha indicado que esperan que se «continúe con las tareas que había en el marco del diálogo social» y que «paulatinamente» se estaba complementando con un proceso de movilización que «tiene pinta de que va a ir más».

En concreto, ha citado la reversión de la reforma laboral que «está pendiente», a la derogación de la reforma de pensiones de 2013 y a la adopción de una serie de medidas para «mejorar la calidad del empleo» y para garantizar que «el crecimiento de la economía», -que es «previsible que vaya a ser muy intenso» en la segunda parte del año si el proceso de vacunación avanza- se reparta «de una forma equitativa entre la mayoría social».

Sordo ha indicado que no sería «entendible» que se fuera a un crecimiento «que no se repartiera o que fuera aparejado de una caída de los salarios en España». «Para que eso no ocurra hace falta ser valiente en materia de legislación laboral, en materia de pensiones, a medio plazo, en materia de fiscalidad y también lógicamente acertar con la canalización de los recursos del fondo de reconstrucción europeo que van a ser determinates para modernizar el modelo económico español», ha añadido.

Preguntado por si el hecho de que haya dos perfiles diferentes en el Gobierno -Yolanda Díaz y Nadia Calviño- pueda dificultar las negociaciones, ha afirmado que para CC.OO. «el Gobierno es uno» y, cuando negocian en el marco del diálogo social con el ministerio de Trabajo o con el de Inclusión y Seguridad Social «no se está negociando con una fracción del Gobierno, sino con el Gobierno».

«Tenemos encima de la mesa una serie de propuestas cruzadas donde, en materia de reforma laboral, se afirma taxativamente algo que coincide no solo con el programa de Gobierno sino con los compromiso adquiridos los distintos ministerios con los sindicatos. A mi no me ha dicho nadie, no en el Ministerio de Trabajo, pero tampoco en el de Economía que no esté por la labor de cumplir aquello a lo que se ha comprometido», ha agregado.

Sordo ha añadido que tampoco le ha dicho nadie que «en España se apueste porque la salida de esta crisis conlleve un proceso de caída salarial». Por tanto, ha indicado que habrá distintas «pulsiones» pero CC.OO. va a interpretar «una posición de Gobierno y esa posición de Gobierno, si no se quiere ir a un conflicto creciente con los sindicatos, tiene que consistir en un desmontaje paulatino de la reforma laboral y su sustitución por un modelo laboral mucho más justo, equilibrado y que busque fórmulas distintas a la precariedad y el despido».

El dirigente sindical ha indicado que esa es la posición de CC.OO. y, «en caso contrario, lógicamente el conflicto con las organizaciones sindicales solo va a ser in crescendo».

Sordo ha señalado, en relación a los plazos en torno a la reforma laboral, cree que es «ahí donde aparecen más discrepancias públicas entre el propio Gobierno» porque «hay quien apuesta por ser rápido con los movimientos que se hacen en materia laboral y parece que hay otra posición que aspira a demorar esto de una forma un poco más indeterminada».

«Hay medidas que hay que tomar ya o prácticamente, pero no por un capricho o cabezonería sindical, sino porque en España hay un riesgo que de los salarios vuelvan a caer de forma intensa», ha asegurado. Por ello, ha señalado que «urge» tomar determinadas medidas, aunque igual otras «quizá requieran un poco más de tiempo».

Sordo ha defendido que hay buscar «fórmulas alternativas» a la contratación temporal y «endurecer el despido» y, a la vez, «buscar fórmulas distintas para que, cuando en las empresas, haya problemas el último recurso sea el despido». «Esto seguramente no se hace en quince días y, a lo mejor, les podemos algún mes más para negociarlo», ha añadido Sordo, que, no obstante, ha indicado que el objetivo de CC.OO. es «un desmontaje de todos los aspectos centrales y lesivos de la reforma laboral».

Respecto a si estaría dispuestos a convocar una huelga general si no hay avances, ha asegurado que «no está pensando ni dejando de pensar en un modelo concreto de respuestas, si huelga o no huelga» pero «se puede tener bien claro que, si no hay avances, va a haber un proceso de creciente movilización sindical que llegará donde tenga que llegar».

«No quiero situar un hito final porque sería una irresponsabilidad por mi parte porque creo que sí va a haber movimientos en materia de reforma laboral y porque se hace camino al andar, pero que a nadie le queda duda de que el proceso de movilización se intensificará si no hay avances en materia de desmontaje de la reforma laboral», ha advertido Sordo, que cree que los ERTEs van a acompañar durante toda la crisis y se prorrogarán si es necesario.

Por último, ante los ajustes en empresas del Valle de Ayala en Álava como Tubacex, ha indicado que se está dando una respuesta de movilización porque «no se resignan a que crisis que, en algunos casos, tienen elementos coyunturales claros, se traduzcan en despidos».