Inicio Empleo Marzà espera que todos los profesores reciban la primera dosis en las...

Marzà espera que todos los profesores reciban la primera dosis en las próximas semanas

16
0

VALÈNCIA, 23 (EUROPA PRESS)

El conseller de Educación, Vicent Marzà, ha augurado que todos los docentes de la Comunitat Valenciana serán vacunados en las próximas semanas «en cuanto lleguen las dosis suficientes» de AstraZeneca, así como el resto de trabajadores menores de 55 años que pueden estar en contacto con alumnos.

Esta «vacunación masiva» en centros educativos incluye a alrededor de 100.000 personas, incluidas dentro de la fase 2 para trabajadores esenciales. Y serán pinchados en centros públicos, concertados y privados, «todos a la vez», ha garantizado en la comisión de Educación de Les Corts, su cuarta comparecencia desde marzo.

Marzà, tras recordar que la Generalitat pidió «desde el principio» que los profesores fueran vacunados como prioritarios, ha estimado que la segunda dosis se administrará pasadas 10 o 12 semanas de la primera porque así se aumenta la eficacia. Para repartir las vacunas ha prometido que su departamento trabajará «codo con codo» con la Conselleria de Sanidad.

En general, ha vuelto a defender las aulas como espacios seguros y de «detección y contención del virus», como demuestran las bajadas de contagios en las semanas sin puentes ni vacaciones, aunque ha recordado que «hasta que no se complete la vacunación no se podrá hablar de espacios cien por cien seguros».

3.000 PCR Y 7 MILLONES DE FPP2

Al margen de las vacunas, Marzà ha destacado que ya se han hecho unas 3.000 PCR desde enero de las hasta 10.000 previstas en el contrato de emergencia con Sanidad por medio millón de euros, la mayoría en lo peor de la tercera ola. «Esto aceleró considerablemente el tiempo de diagnóstico y sirvió para reducir la saturación», ha aseverado, ya que había niños a los que le daban cita 10 o 12 días después de un contacto «y eso no podía ser».

También ha resaltado el refuerzo del envío de mascarillas FFP2 con la compra de 7,21 millones, de las que ya han llegado a los centros unas 820.000 y el resto progresivamente hasta junio, «una al día por trabajador» y en centros públicos y concertados. Se trata de una inversión de más de tres millones proveída por cinco empresas, gran parte fabricadas en la Comunitat.

Contra la brecha digital ha avanzado que los centros recibirán en breve los 50.000 dispositivos adquiridos junto al Ministerio y Red.es (35.000 ordenadores y 15.0000 tablets), que se sumarán a las 30.000 tabletas ya repartidas.

En las aulas, Marzà ha puesto en valor la compra de 8.000 purificadores de aire de alto rendimiento a pesar de las dificultades del mercado, unos 6.000 ya distribuidos, y que la valenciana es la única autonomía que ha hecho esta adquisición «masiva». Se reparten «a todos los centros» para instalarlos en espacios extraordinarios, priorizando donde hace más frío.

La oposición ha criticado esta distribución «sin ningún criterio» (PP) al ser solo 8.000 para 40.000 aulas y ha apostado por instalar medidores de CO2 para que se instalen realmente donde hacen falta (Ciudadanos), dado que «algunas han llegado a temperaturas cercanas a cero grados» (Vox).

LA OPOSICIÓN CREE QUE FALTA PROTECCIÓN

Durante el debate, Beatriz Gascó (PP) ha criticado que es «el colmo» que Marzà diga que los colegios son espacios de contención, cuando «hay profesores contagiados que volvieron a dar clase sin hacerse PCR», y que «no asuma responsabilidades de nada, como permitir que los directores firmaran planes de contingencia sin estar capacitados», mientras no ve serio empiece ahora el reparto de FPP2.

Carlos Gracia (Cs) ha advertido que faltan PCR y que los brotes detectados en los últimos días en el ámbito educativo representan el 36% del total, así como que faltan sustitutos y «los grupos burbuja saltan por los aires». Y de Vox, Llanos Massó ha asegurado que «el sistema habría colapsado si no fuera por los docentes» y le ha preguntado si «piensa que los alumnos de la concertada son pequeños burgueses que hay que dejar al margen».

El titular de Educación, de Compromís, ha replicado que los centros son «parte de la solución y no del problema» hagan los números que hagan y ha justificado que se detectan más brotes en las aulas porque «incluso en los momentos más duros se ha mantenido la trazabilidad».

Es más, ha afirmado que casi 9 de cada 10 contagios detectados en centros educativos se han producido en el exterior, tanto en alumnos como en trabajadores, y que son los espacios donde más rápidamente se encapsulan los brotes.

Y ha rechazado «esa imagen de contagios masivos en colegios» o que los profesores estén desprotegidos. «Lo importante es que los centros estén abiertos, si estuvieran cerrados habría mas contagios», ha insistido, garantizando que son los espacios de sociabilidad más seguros de acuerdo a los criterios sanitarios.

0,2% ALUMNOS Y 0,3% PROFESORES CONTAGIADOS

Es algo que a su juicio demuestran los datos actualizados a 23 de febrero: 0,2% de positivos activos del total de 818.655 estudiantes en la Comunitat y 0,3% entre los 78.434 docentes. Hay 128 grupos aislados de todos los 47.000, con lo que «el 99,7% de las aulas funcionan sin problema».

A nivel laboral, Marzà ha asegurado que sin la contratación progresiva desde 2015, con el cambio de gobierno, «no habría habido suficientes profesores» para cumplir las ratios y que las sustituciones se llevan a cabo «con total normalidad» con unas tres adjudicaciones por semana. Este curso se han contratado 5.645 docentes y 3.000 monitores de comedor, todos «desde el primer día hasta el último, no como en otras comunidades».

También ha resaltado el diálogo «constante» con asociaciones de padres, sindicatos y el conjunto de la comunidad educativa, con «todos los directores de todos los centros», y ha agradecido el esfuerzo de los docentes: «Todos nos podemos sentir solos y con incertidumbres y miedos en nuestro a día a día, pero aun así nos hemos dejado la piel y nos la seguiremos dejando».

Y sobre todo, Marzà ha vuelto a alabar el esfuerzo de los alumnos y de «cómo son capaces de ir más allá» en el cumplimiento escrupuloso de los protocolos. «Muchas veces pensamos en cómo educarles y pocas en cómo nos educan al resto de la sociedad», ha reivindicado.

De cara al futuro, ha abogado porque «si hay que establecer alguna medida, que sea la más restrictiva siempre», tanto en el ámbito educativo como en el resto. «Todo es mejorable, pero siempre hemos ido al máximo y antes», ha defendido en comparación al resto de España, con «la tranquilidad de haberlo dado todo, todo lo humanamente posible».