Inicio Empleo Técnicos de mantenimiento, electricistas, fontaneros o soldadores, los empleos que más cuestra...

Técnicos de mantenimiento, electricistas, fontaneros o soldadores, los empleos que más cuestra cubrir en La Rioja

15
0

LOGROÑO, 16 (EUROPA PRESS)

Los puestos de trabajo que más cuesta cubrir en La Rioja en estos momentos son los de técnicos de mantenimiento, electricistas, fontaneros o soldadores. Así se desprende del Informe Adecco sobre perfiles deficitarios y escasez de talento en España, que se ha dado a conocer este martes.

El estudo recoge que, según los últimos datos del Ministerio de Trabajo el número de desempleados en nuestro país ha aumentado hasta los 3.964.353 registrados, lo que supone un aumento interanual de 710.500 desempleados (+21,8%) en un año aciago para el mercado de trabajo.

Sin embargo, paradójicamente, 8 de cada 10 directores de recursos humanos de nuestro país reconocen tener problemas a la hora de reclutar talento para su compañía, porcentaje que se ha disparado 30 puntos porcentuales en los últimos 5 años.

En este sentido, los consultores de Adecco han empezado a detectar que, de media, un 9% de las vacantes disponibles en el mercado de trabajo se queda sin cubrir -porcentaje que en algunos perfiles muy específicos y zonas geográficas puede dispararse a cerca del 60% de puestos sin cubrir-.

Si bien cada autonomía tiene sus peculiaridades, hay ciertos perfiles que se están viendo más afectados por esta escasez a nivel general. Es el caso de los profesionales del ámbito IT (que llevan años siendo los puestos más difíciles de cubrir); personal sanitario (si bien siempre han sido profesionales muy buscados, con el estallido de la crisis sanitaria son más demandados que nunca a cualquier nivel: auxiliares, DUES, médicos, técnicos de laboratorio en la parte de Lifescience*).

A ello se añaden los perfiles técnicos y/o con titulación de FP asociados al desarrollo de la Industria como electromecánicos, carretilleros, soldadores, oficios, operarios para el sector de la alimentación, técnicos de mantenimiento; perfiles cualificados asociados al desarrollo de los Servicios como comerciales y administrativos con idiomas, teleoperadores; y también, en general, ingenieros. De hecho, muchos de estos perfiles gozan de lo que técnicamente se denomina pleno empleo.

Detrás de esta carencia existen varias razones que explican la situación y que tienen diferente origen y ámbito de actuación. Por ejemplo, la escasez de perfiles cualificados y bien formados en ciertos ámbitos (la Formación Profesional tiene una alta demanda, muy por encima de la oferta existente, por ejemplo), los turnos cambiantes para determinados puestos, el dominio de idiomas -cada vez más se solicita el conocimiento de una tercera lengua-, la búsqueda de candidatos muy especializados, y los salarios poco competitivos en algunas regiones y para posiciones concretas están provocando esta escasez de talento que en algunas autonomías es crítica.

Especial atención merece la grave escasez de mano de obra que cuente con una titulación de Formación Profesional, ya sea de grado medio o de grado superior. La FP es altamente demandada en nuestro país: el 38,8% de las ofertas de empleo que se publican en España exige esta formación como requisito, porcentaje que es igual al de las ofertas para titulados universitarios y que en 2018 llegó incluso a superar a la demanda de licenciados o diplomados.

En el caso de la comunidad riojana es el sector industrial el que más problemas de escasez de talento presenta. Así faltan profesionales de oficio como electricistas, fontaneros, pero, sobre todo, perfiles cualificados como técnicos de mantenimiento y soldadores.

La escasez de perfiles cualificados y bien formados en ciertos ámbitos, el dominio de idiomas, la búsqueda de candidatos muy especializados, los turnos cambiantes para determinados puestos, y los salarios poco competitivos en algunas regiones y para posiciones concretas, así como el notable incremento de la demanda de algunos perfiles en comparación con su oferta están provocando esta escasez de talento.

A todo esto, hay que sumar que los consultores de selección de Adecco están detectando una menor disposición a la movilidad de los trabajadores y de los desempleados provocada por la crisis sanitaria y las restricciones de movimientos.

El problema con los oficios es el poco atractivo que tienen para los jóvenes, la mayoría de ellos no se forma en estas profesiones. Con el personal de mantenimiento lo que sucede es que no salen suficientes promociones, se trata de una profesión sin paro en la región.

Así, según apunta el informe, cuando los estudiantes terminan su formación son directamente contratos por las empresas donde han realizado sus prácticas o colocados gracias a los acuerdos de formación dual, pero casi todos los candidatos tienen el puesto asegurado al finalizar sus estudios.

En La Rioja estas posiciones se mueven en una banda salarial de 25.000 euros brutos al año los perfiles de soldadores/as y en torno a los 30.000 euros el personal de mantenimiento.

La situación es tal que las vacantes para los perfiles a los que se requiere más cualificación (como soldadores/as) pueden quedarse sin cubrir hasta en un 25% de los casos.