Inicio Laboral El absentismo laboral en el País Vasco crece y supera en más...

El absentismo laboral en el País Vasco crece y supera en más del 20% el del resto de España

157
0
Trabajador Siderurgia

La crisis económica generada por la pandemia de coronavirus ha acentuado uno de los problemas que sufren las empresas vascas lastrando su competitividad y que no es otro que la elevada tasa de absentismo laboral existente en Euskadi. Y esta es una queja habitual del empresariado de Euskadi que no acaba de comprender porqué el absentismo laboral en el País Vasco sea el más alto del Estado español, junto con Canarias, en torno a un 22% superior a la media. En Euskadi se pierden al año unos 18 días de trabajo por cada empleado, por encima de los 14 días de la media española, según datos facilitados por las Mutuas de Trabajo. Para los empresarios vascos falta conciencia social para intentar corregir una situación que perjudica a las empresas y a la sociedad en su conjunto.

Y además con el covid las cifras han aumentado. Según el último informe de coyuntura de la organización empresarial, Cebek, un 49% de las empresas han constatado un incremento del mismo en 2020 frente al 29% del trabajo precedente. De hecho, un estudio de Adecco indica que la tasa del absentismo en Euskadi alcanzó su máximo histórico en el primer semestre del pasado año con un 9,5% –una vez más con el dudoso honor de estar en el podium del Estado junto a Canarias y Comunidad Valenciana–, por encima del 8,9% de la media española.

Las cifras son claras

Las cifras no engañan, a falta de conocer los números definitivos del último año, los datos de 2019 son tajantes: Las empresas vascas tienen que competir con un absentismo laboral de 17,5 días de baja al año por trabajador frente a los 12,5 días de las empresas de la Comunidad de Madrid o a los 14,3 días de las de Catalunya .

Pero es que si se analizan los datos por territorios, los de Bizkaia, tal y cómo se quejan habitualmente en Cebek, son los peores. Así, en Bizkaia se pierden 18,5 días de trabajo al año por empleado; en Araba, 17,1; en Gipuzkoa, 16,2 y en Nafarroa, 15,6. Todos los territorios vascos están por encima de provincias como Barcelona, 15,1 días o Madrid, 12,5 días. Bizkaia es líder en este ranking junto con Las Palmas. En el caso vizcaino el absentismo laboral está casi un 30% por encima de la media española de 14,3 días.

Teniendo en cuenta que en la comunidad había, a cierre de 2020, un total de 739.364 trabajadores afiliados al Régimen General de la Seguridad Social, si se tiene en cuenta que cada uno deja de trabajar unos 18 días, es como si unos 36.400 trabajadores vascos no fuesen a trabajar en todo el año.

El presidente de Cebek, Iñaki Garcinuño, no duda en señalar su preocupación por el absentismo.

“Ha aumentado durante el año 2020 en la mitad de las empresas, motivado por los confinamientos a los que obliga el covid, y supone agravar aún más un problema sobre el que parece que solo las organizaciones empresariales ponemos el foco, como si no fuera una circunstancia que resta competitividad y productividad a todo el tejido industrial vasco “.

No está en la Mesa de Diálogo 

Aunque Confebask ha intentado poner el citado foco sobre el tema en la Mesa de Diálogo Social vasca, los sindicatos no parecen estar por la labor, reconocen en la organización empresarial vasca.

Pero como dice Garcinuño, “nos preocupa que no vemos medidas por parte de la Administración, hasta el momento no hemos visto ninguna reacción por parte de Osakidetza, y es un tema que no parece preocupar tampoco a sindicatos“.

El secretario general de Cebek, Fran Azpiazu, indica que el absentismo laboral no debidamente justificado “es un asunto de años que causa importantes problemas a las empresas, no solo económicos, sino también de organización, y del que la sociedad vasca no tiene interiorizado la importancia real del mismo“.

En opinión de Azpiazu, “no podemos mirar hacia otro lado. Entre empresas, sindicatos, trabajadores y administraciones públicas tenemos que buscar una solución pero creo que falta conciencia social en Euskadi, todavía no está mal visto que alguien deje de ir al trabajo sin una justificación adecuada o exagerando síntomas“. El directivo de Cebek recuerda que “en 2020 hemos notado que muchas bajas por cuidados familiares han pasado a ser bajas covid y qué bajas habituales por contingencia común se han convertido en bajas de mayor duración“.

Y esto es más que una percepción. Un estudio de Adecco señalaba que las bajas laborales de larga duración habían aumentado un 20% en los últimos diez años.

El absentismo laboral es una preocupación muy importante para los empresarios y empresarias alavesas dado que sus elevados datos tanto en este territorio como en el resto de Euskadi han sido históricamente muy elevados” señala Juan Ugarte, director general del SEA alavés.

Así, desde la citada organización empresarial se resalta que “en SEA consideramos que esta circunstancia no ayuda absolutamente a nadie y que repercute directamente en la capacidad competitiva de nuestras empresas. Por eso, estamos convencidos que más temprano que tarde deberemos sentarnos patronal, empresas y sindicatos para abordar una solución conjunta que permita, de una vez por todas, acabar con este problema“.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí