Inicio Autónomos Los gestores administrativos piden que los autónomos no paguen el IVA de...

Los gestores administrativos piden que los autónomos no paguen el IVA de las facturas sin cobrar

94
0
Facturas impagadas
Es una de las medidas que solicitan para superar la crisis

Los gestores administrativos abogan por que los autónomos no tengan que declarar a Hacienda las facturas que aún no hayan cobrado. Este sistema se conoce como IVA de caja y, según los expertos, “debería instaurarse cuanto antes en todo el mercado. La crisis ha incrementado la morosidad, por lo que muchos trabajadores por cuenta propia no pueden adelantar esa cuantía a la Administración”. Por otro lado solicitan una política fiscal dirigida más a autónomos y pymes que a las grandes empresas del Ibex-35.

Es cierto que, actualmente, tanto el criterio de caja como el sistema de devengo están disponibles en nuestro país. No obstante, “que su elección sea voluntaria, hace que las grandes empresas no acepten los contratos de autónomos en IVA de caja, ya que no se lo podrían deducir hasta haberlo pagado. Cosa que sí es posible en el sistema de devengo”.

Por ello, solicitan al Gobierno que afiance el sistema del IVA de caja para solventar los problemas de liquidez que genera en los trabajadores por cuenta propia el tener que adelantar el IVA de las facturas no cobradas. Además, señalaron que “esta medida no sólo tendría el objetivo de paliar esta situación, sino que a largo plazo podría ser beneficiosa para la economía”.

El criterio de devengo “incita al fraude”

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) funciona a día de hoy, por norma general, con la teoría del devengo. El autónomo tiene que declararle a Hacienda el IVA cuando emite la factura, no cuando la cobra. “Lo que significa que si, cuando hace su trimestral, le sale a pagar, independientemente de que haya cobrado o no, tiene que abonarle ese dinero a la Administración”.

Según estos expertos, el tener que adelantar el IVA supone que, o bien el autónomo tenga que poner ese dinero de su bolsillo, “o bien, en algunos casos, que se vea obligado a no declarar la factura, porque hasta que no cobre no puede hacer frente al ingreso a Hacienda”. Por lo tanto, el IVA de devengo, tal y como está configurado, y teniendo en cuenta los retrasos que hay en los pagos, incita al fraude. No hay que olvidar que lo primero que hace un pequeño negocio cuando no tiene dinero para pagar, es dejar de pagar el IVA”, explicó el presidente de los gestores administrativos.

Además, tal y como advierten, la morosidad que sufren los autónomos se ha incrementado con la crisis del Covid-19, lo que “dificulta aún más el pago del impuesto para el colectivo. Es importante que se establezca una unidad de mercado en la que los trabajadores por cuenta propia no tengan que declarar a Hacienda las facturas que aún no hayan cobrado”, apuntaron desde la organización.

Por otra parte, los gestores administrativos abogan también por flexibilizar las condiciones para recuperar el IVA, y facilitar la devolución “en cualquier trimestre del año, no sólo en el último”.

Proponen una política fiscal dirigida a los autónomos

La fiscalidad es uno de los temas que más preocupan a los trabajadores por cuenta propia, y no es para menos, ya que tal y como aseguran los expertos: «la política fiscal actual va más dirigida al IBEX35 que a la realidad de los pequeños negocios del país».

Según los gestores administrativos, el conjunto de leyes, reglamentos y procedimientos de Hacienda sobre los impuestos «no están dirigidos a los autónomos y pymes. Las medidas que el colectivo necesita no son las mismas que las grandes empresas». Por ello, todas las medidas fiscales que propone la organización van encaminadas a trasladar la realidad de los pequeños negocios a la fiscalidad que pueden soportar.

Además, el presidente del consejo señaló que, si el Gobierno tuviese en cuenta los elementos diferenciales de cada negocio, «se solucionarían problemas como el pago de impuestos o la reducción del IVA que tanto necesitan algunos sectores«. 

Registro público de negocios en quiebra

Otra de las novedosas propuestas que integra el documento que los gestores administrativos han trasladado al Ejecutivo es la creación de un registro público de los negocios en situación de quiebra. Para el presidente del organismo es «muy importante tener un control de las empresas que están en riesgo, para evitar que tanto los autónomos como cualquier ciudadano realicen encargos o servicios a negocios que no van a poder llevarlos a cabo debido a su situación, y pierdan una inversión«.

Hoy en día este registro únicamente puede ser consultado por las entidades bancarias a través del Banco de España. Por eso, no es de extrañar que se den situaciones en las que se solicitan y se pagan trabajos a empresas que, o bien están en quiebra o no son lo suficientemente solventes para poder llevarlo a cabo. «Cuando una empresa está en pre-concurso o concurso de acreedores debe conocerse no sólo por la banca, sino por cualquier ciudadano», apuntó Santiago.

Del mismo modo también señalaron la importancia de reformar la Ley de Segunda Oportunidad para permitir empezar de nuevo a los negocios que han desaparecido o van a desaparecer por la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí