Inicio Empresas Las empresas del País Vasco van a tardar más de un año...

Las empresas del País Vasco van a tardar más de un año en volver a reactivarse y temen por su solvencia

105
0

«Abiertamente negativo«. Así es el panorama económico que afrontan en este inicio de año las empresas vascas, que no ven una salida generalizada a la crisis y dan por hecho que su reactivación tardará «bastante tiempo«.

La patronal vizcaína Cebek ha presentado este miércoles la encuesta sobre las perspectivas empresariales para 2021. Su presidente, Iñaki Garcinuño, ha resumido las conclusiones con una palabra: «Preocupación«.

Las compañías ya no hablan de «fuerte recesión«, como hace 4 meses, pero ven sus mercados estancados y con poca actividad, y sólo el 22% de las empresas vive ya una recuperación.

Los pedidos están en un nivel débil, y más de la mitad de las encuestadas cree que la reactivación tardará más de un año, y eso siempre que la situación sanitaria mejore y la vacunación vaya a buen ritmo.

«La esperanza está puesta en las vacunas, y en que éstas se inoculen al mayor número de personas en el menor tiempo posible«, ha explicado Garcinuño, quien ha admitido que ni las dosis llegan en el volumen prometido ni el ritmo de vacunación es lo suficientemente alto.

La patronal vizcaína espera que en cuanto haya dosis suficientes para vacunar a un porcentaje elevado de la población se recurra a las mutuas «a fin de ganar tiempo a la pandemia«. En su momento, Osakidetza deberá evaluar si necesita ayuda de la sanidad privada para el proceso de vacunación, según el presidente de Cebek.

Solvencia

La patronal vizcaína está satisfecha con las ayudas recibidas durante la pandemia por el tejido empresarial, y ha pedido que el apoyo se mantenga en el tiempo hasta que llegue la recuperación de forma evidente.

Según su presidente, muchas empresas van a tener problemas de solvencia por el endeudamiento al que han recurrido para superar la crisis y la caída recurrente de ingresos. «La búsqueda de más financiación puede estrangular a las compañías cuando tengan que empezar a devolver el principal de la deuda«, ha advertido.

Fiscalidad

El dirigente empresarial ha criticado el debate «abierto por los partidos de izquierda» para aumentar la presión fiscal: «Ahora no es el momento, porque la recaudación no vendrá de apretar más a unas empresas en dificultades, sino de un mayor dinamismo económico«.

También ha alertado del peligro de que los fondos europeos de recuperación no lleguen a las pymes, a la vista de la gran dimensión de los proyectos privados y públicos que aspiran al «Next Generation«. Muchas pequeñas y medianas empresas temen sentir sólo el efecto de estas ayudas europeas por el mayor dinamismo económico o por la tracción que puedan generar los grandes grupos beneficiarios a la hora de subcontratarlas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí