Inicio pymes y autónomos Iberaval da un giro a su imagen en su 40 aniversario y...

Iberaval da un giro a su imagen en su 40 aniversario y renueva su compromiso con pymes y autónomos en tiempos de crisis

52
0

VALLADOLID, 11 (EUROPA PRESS)

La sociedad de garantía recíproca Iberaval renueva su imagen con motivo de la celebración de su 40 aniversario, que tendrá lugar durante este 2021, y reitera su apuesta cultural de «adaptación a un entorno innovador» en un momento «crucial» para muchas empresas.

De hecho, esta renovación de su identidad -que no de su marca- estará secundada por una mejor atención a las necesidades del cliente, a partir del conocimiento, profesionalidad, competencia y aptitud de un equipo que ha llevado a la sociedad de garantía a situarse a la cabeza de un sector, el de las garantías que, sólo durante el pasado año financió más de 2.800 millones de euros.

La revisión aplicada, con el objetivo de adaptarse a los nuevos tiempos, parte de un amplio análisis del sector de las garantías y la financiación en todo el mundo, pero también del entorno empresarial y el contexto situacional en el que se encuentra Iberaval, con una trayectoria amplia y una atención histórica a miles de empresas a partir de 188.000 financiaciones desde 1981, han informado a Europa Press fuentes de Iberaval.

La sociedad de garantía busca superar ciertos estereotipos visuales y dar una nueva personalidad a la imagen de la compañía, entre las mejor valoradas en el contexto económico de los territorios en los que está operativa.

Por este motivo, lo que se ha planteado ha sido establecer nuevas gamas de colores, una forma mejorada y nuevas tipografías, que renuevan la imagen de la sociedad de garantía con origen en Castilla y León, activa en toda España, y con presencia física también en los territorios de Madrid, La Rioja y sur de Galicia.

En el rediseño de la marca se ha optado por una tipografía robusta con el propósito de reforzar la idea de que estamos ante una empresa consolidada, que ya acumula esos 40 años al servicio de la pyme, los autónomos y los emprendedores, precisamente los que cumple en 2021.

En lo que se refiere a los colores, la paleta elegida vuelve a apostar por el azul, si bien en tonos más confortables, y con diferentes gamas, lo que, según el análisis abordado para el citado rediseño, contribuirá a desarrollar esa identidad de la sociedad de garantía (SG).

De igual manera, plantea una nueva forma de hablar con los clientes y de posicionar la marca, que en 2020 superó los 31.000 socios, y que es la SG española con una base social más amplia de las 18 que componen el Sistema Nacional de Garantías, muy por delante de la segunda.

Aniversario

En 1981, a partir del movimiento asociativo empresarial que existía en Castilla y León en aquel momento -preautonómico-, y bajo la presidencia del empresario Vicente Garrido Capa, se constituyó la Sociedad ‘Pequeñas y Medianas Empresas de Valladolid, Sociedad de Garantía Recíproca (Pymev)’, el origen primigenio de la sociedad de garantía de Castilla y León.

Posteriormente se pusieron en marcha diferentes sociedades de garantía provinciales, hasta cinco, que en 1985 se integrarían en los paraguas de Soteca y Sogacal, que englobaron a las nueve provincias de Castilla y León.

Ya en 1997 esas dos compañías, que abarcaban el norte y el sur de la comunidad autónoma, respectivamente, se convirtieron en la actual Iberaval, referente en España, Europa e Hispanoamérica.

Uniendo ambos hitos, el de la efeméride y este cambio de imagen, Iberaval arranca un año repleto de retos, pero también una nueva andadura, con la vista puesta en ser útil en un contexto especialmente complicado como consecuencia de la crisis económica derivada del impacto que ha tenido la pandemia del coronavirus.

De igual manera, este «relanzamiento» pretende renovar la misión de ayudar en la financiación de pymes y autónomos, así como en reforzar los valores por los que sigue trabajando la compañía, «que son confiabilidad, integridad, compromiso, orgullo de pertenencia, responsabilidad social, respeto por las personas, prudencia en la gestión y cultura y adaptación alentorno tecnológico», ha explicado Iberaval.