Inicio Impuestos ¿Eres autónomo y no has abonado el pago extraordinario de IRPF de...

¿Eres autónomo y no has abonado el pago extraordinario de IRPF de Noviembre? Hacienda te está esperando..

impuestos

El pago de impuestos es una situación complicada para todos, pero más todavía para los autónomos. Y si encima tenemos en cuenta que atravesamos un momento especialmente delicado a nivel económico, es comprensible que muchos profesionales que trabajan por cuenta propia estén teniendo problemas para abonar sus impuestos, especialmente el IRPF.

La campaña de la renta de 2019 ha sido complicada, porque el plazo comenzó en pleno confinamiento debido a la primera ola de Covid-19. Aunque hubo muchas quejas y la mayoría quería retrasar el plazo de presentación de la Renta 2019 hasta que acabara el estado de alarma, al final no hubo modificación alguna de los plazos.

Con miles de asalariados en ERTE e incluso padeciendo retrasos en los pagos de la prestación, y otros tantos autónomos acogidos al cese de actividad porque tenían que tener su negocio cerrado, que la declaración de la Renta 2019 saliera a pagar se convirtió para muchas personas en un auténtico problema.

El pago fraccionado del IRPF

Tener deudas con Hacienda nunca es una buena idea. Mejor que dejar un impuesto sin pagar es intentar fraccionar el pago, una opción que la propia Agencia Tributaria nos ofrece. Aunque hay que tener en cuenta que tampoco es que esos plazos sean especialmente cómodos de pagar, lo cierto es que esto nos puede ayudar si nuestra situación económica es delicada.

En el caso concreto de la declaración de la Renta, si nos sale a pagar podemos optar por hacer el ingreso en dos partes. En el momento de presentar el impuesto se paga un 60% de la cantidad, y unos meses después se paga el 40% restante.

Este año se ha incrementado el número de autónomos que han optado por pagar su IRPF de forma fraccionada. Lo que ocurre es que el pago extraordinario ha llegado en un momento muy difícil para la mayoría de los obligados tributarios.

El plazo venció el 5 de Noviembre

El pasado 5 de Noviembre acabó el plazo voluntario para abonar el pago extraordinario del IRPF, ese 40% de la deuda cuyo abono se había fraccionado.

Quienes tenían domiciliado el pago habrán hecho frente a su obligación sin ningún problema (salvo que no hubiera saldo suficiente en su cuenta), pero quienes habían optado por el pago no domiciliario quizá no hayan hecho el pago por no tener liquidez suficiente o incluso por despiste.

Lo que ocurre es que Noviembre ha sido un mes especialmente complicado para los autónomos. Algunos de ellos han visto reducirse de nuevo su facturación debido a las medidas adoptadas por la llegada de la segunda ola de Covid-19, y muchos han tenido que cerrar y acogerse de nuevo a la prestación por cese de actividad porque ahora mismo no pueden tener su negocio abierto.

A ello hay que sumarle que también en noviembre tocaba pagar los impuestos y las cotizaciones a la Seguridad Social que se habían podido atrasar en los meses anteriores.

Si le añadimos además que la cuota de cotización a la Seguridad Social subió el pasado mes de octubre, muchos autónomos se han encontrado con que al llegar el mes de noviembre no tenían liquidez suficiente para hacer frente a todos los pagos pendientes. Y el resultado es que algunos se han dejado sin abonar el pago extraordinario de IRPF.

¿Qué ocurre si no se paga el IRPF a tiempo?

Según la propia normativa de la Agencia Tributaria, lo que se hace en estos casos es aplicar sanciones que pueden ser de entre un 50% y un 150% del importe que se ha dejado sin pagar.

Es decir, que un autónomo que ha dejado sin pagar una deuda de 200 euros podría acabar pagando entre 300 y 500 euros por la demora. Y cuanto más tiempo se deje la deuda sin pagar, mucho peor, porque los intereses se van acumulando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí