Inicio Laboral El Tribunal Supremo frena a Hacienda y rechaza que investigue dos veces...

El Tribunal Supremo frena a Hacienda y rechaza que investigue dos veces lo mismo

123
0
hacienda

El Tribunal Supremo frena a la Agencia Tributaria en sus comprobaciones y rechaza nuevas investigaciones sobre los mismos elementos aunque el contribuyente no regularizara nunca los hechos investigados.

El Supremo subraya que las nuevas actuaciones no son distintas de las anteriores, ya que se vuelve a comprobar algo respecto a lo que en su día ya se tenía toda la información.

«No puede admitirse ahora que la Administración, que dispone desde el primer momento de toda la información facilitada por el sujeto pasivo, proceda por vía de un segundo procedimiento de comprobación limitada a regularizar, y liquide de nuevo atendiendo al mismo elemento de la obligación tributaria y a documentos que ya obraban en su poder y que fueron o pudieron ser comprobados en el primer procedimiento de comprobación».

Córdoba Castroverde. Ponente del fallo.

El abogado José María Salcedo, socio de Ático Jurídico, subraya que «la sentencia es importante, porque hasta ahora el efecto preclusivo solía entenderse más en relación con elementos de la obligación tributaria que fueron regularizados. Y ello, prohibiendo una nueva comprobación o regularización«.

Fín al procedimiento de comprobación

La sentencia del Supremo, de 16 de Octubre de 2020, confirma que «los efectos preclusivos de una resolución que pone fin a un procedimiento de comprobación limitada se extienden no solo a aquellos elementos tributarios sobre los que se haya pronunciado expresamente la Administración Tributaria; sino también a cualquier otro elemento tributario, comprobado tras el requerimiento de la oportuna documentación justificativa, pero no regularizado de forma expresa».

Hasta ahora, el criterio del Supremo basado en una sentencia de 22 de Septiembre de 2014, era que no podía regularizarse un elemento de la obligación tributaria ya comprobado y regularizado, basádo en hechos o documentos que ya se aportaron en el primer procedimiento, y estaban en el expediente, pero que no se habían tenido en cuenta por la Administración.

«Es por ejemplo el caso de que se comprueben las actividades económicas, y el contribuyente aporte toda la documentación, dictando Hacienda una liquidación, o resolviendo que no hay nada que comprobar.

Si, posteriormente, y del examen de dicha documentación, Hacienda pretendiera liquidar, se toparía con dicho efecto preclusivo», explica José María Salcedo. «Ahora, con este nuevo fallo va más lejos», añade.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí