Inicio Empresas Las constructoras españolas encuentran en Polonia un oasis en el desierto del...

Las constructoras españolas encuentran en Polonia un oasis en el desierto del Covid

constructora

Acciona y Ferrovial han conseguido importante adjudicaciones en el país

Las constructoras españolas están compensando con adjudicaciones en el extranjero la falta de nuevos proyectos en España. Esta semana, el país fetiche ha sido Polonia, donde Acciona y Ferrovial han conseguido varias obras con las que engordarán generosamente su cuenta de resultados.

A través de su filial polaca Budimez, Ferrovial reconstruirá la estación ferroviaria Warszawa Zachodnia, ubicada al oeste de Varsovia (Polonia) por unos 433 millones de euros.

Con este proyecto, la compañía encabezada por Rafael del Pino se lleva un pellizco del millonario Programa Nacional de Ferrocarriles que está desarrollando el Gobierno de Andrzej Duda.

Por su parte, Acciona construirá dos tramos de carreteras por un montante total de 642 millones. En este caso, las obras las realizará a través su filial Mostostal Warszawa, que lleva más de 20 años trabajando en Polonia y en la que cuenta con una participación del 62,13%.

Durante la última década, Polonia ha sido una mina de oportunidades para las empresas de infraestructuras de transporte. Y lo seguirá siendo, al menos hasta que levante su nuevo aeropuerto internacional a las afueras de Varsovia.

Se trata del proyecto Centro de Comunicaciones Solidaria, que con una inversión de 9.000 millones también contempla la construcción de una línea ferroviaria de alta velocidad ferroviaria.

ESCASEZ DE PROYECTOS EN ESPAÑA

Con estas dos adjudicaciones alivian de alguna manera la sequía de proyectos públicos en España que ha generado la pandemia del Covid-19.

El presidente de la Asociación de Empresas Constructoras y Concesionarias de Infraestructuras (Seopan), Julián Núñez, ha manifestado en numerosas ocasiones la necesidad de que las administraciones públicas pierdan el miedo al virus y saquen a concurso, cuanto antes, todos los proyectos maduros en infraestrucuturas.

Mientras tanto, las constructoras no se quedan de brazos cruzados y están aprovechando para potenciar su presencia en el extranjero.

De hecho, están preparando una batería de proyectos para poder acceder a gran parte de los 8.000 millones que se calcula que España recibirá del fondo para la recuperación que está ultimando la Unión Europea (UE).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escriba su comentario!
Por favor escriba su nombre aquí